miércoles 10 agosto 2022
Más
    spot_img
    HomeRocking YoungAnna Laura Rodríguez, la joven mexicana que siguió sus sueños y llegó...

    Anna Laura Rodríguez, la joven mexicana que siguió sus sueños y llegó a la NASA, sin escalas 

    Tiene 22 años, es de Ciudad Victoria, Tamaulipas, y está a punto de recibirse de licenciada en Ingeniería Mecatrónica. Hace poco participó de un programa de la NASA y acaba de regresar de Polonia, donde formó parte de una misión como astronauta análoga

    Su historia se hizo viral en México ya que debió vender dulces con chile en su ciudad para reunir el dinero que le hacía falta para poder ir a Alabama, Estados Unidos, donde se desarrollaba el “International Air and Space Program” (IASP por sus siglas en inglés), un programa de la NASA. Pero eso ya quedó en el pasado, porque a Anna no solo la ayudó la gente, sino el propio gobierno de Tamaulipas. 

    Debió competir con 60 alumnos de todo el mundo, pero fue seleccionada tras presentar un proyecto que consistía en un “carrito” con inteligencia artificial para tomar fotografías, lo que permitiría que las fotos que se tomen desde el espacio podrían llegar de manera instantánea a la Tierra. “Hoy este proceso tarda horas, y, de esta forma, podrían llegar casi de manera inmediata”, explica Anna de manera muy sencilla algo que parece de ciencia ficción. 

    “El programa duró cinco días y fue una experiencia súper bonita. Nunca imaginé poder hablar con un astronauta, además hicimos buceo como entrenamiento y volé una avioneta. Vivir la experiencia me hizo darme cuenta de que quiero seguir en esto”, detalla Anna a días de haber culminado su segunda misión, esta vez en Polonia. 

    “Al poco tiempo de haber participado de ese programa en la NASA me enteré de que había otro programa en Polonia para ser astronauta análogo, significa que haces lo mismo que un astronauta normal, pero sin ir al espacio. Estás en insolación dos semanas, sin internet y sin poder ver la luz del sol, eso es lo más fuerte. Sentí que esta podía ser otra gran oportunidad”, dice Anna, pero explica que el proceso de selección fue más difícil ya que solo podían ser admitidos/as cinco jóvenes y era únicamente a través del CV. 

    “Me gustaría transmitirle a la gente que sigan sus sueños sin importar cuál sea su situación. Mi mamá siempre dice que un enorme castillo empezó desde un bloque, y yo vivo pensando de esa forma”. 

    Así fue como Anna fue aceptada como astronauta análoga en la misión de la LunAres Research Station en Piła, Polonia, que se llevó a cabo el mes pasado y donde estuvo 10 días junto a una chica de Nepal/EE. UU., y tres jóvenes de Polonia: “Yo era la Voice Officer, era la segunda, comandante, y la chica de Nepal era la primera comandante. Entre ella y yo teníamos toda la misión en nuestras manos”, recuerda Anna con mucho orgullo, el mismo que desea que sientan sus padres por ella. 

    Además, sostiene que cada vez hay más mujeres en esta área: “En esta misión éramos cinco jóvenes, de los cuales tres éramos mujeres. Además, las que comandamos éramos dos mujeres. Yo pienso que se está viendo que nosotras nos animamos a acercarnos a estas carreras como ingeniería, matemática, física, robótica, y eso me alegra mucho, se nota que las mujeres estamos participando más en el área de la ciencia”. 

    A los pocos días de esta entrevista, Anna regresó a México para reencontrarse con sus padres y para retomar el último cuatrimestre de la universidad. Y no quiso asegurar qué planea hacer este año: “Tengo una meta, pero nunca sé cuál va a ser mi próximo paso”. 

    PING-PONG  

    Un sueño: Ser astronauta y tener una casa bonita   

    Un hobbie: Armar cubos de Rubik, leer y pintar  

    Un libro: Astrofísica para gente con prisa 

    Una serie de TV favorita: Stranger things  

    Tu frase de cabecera: La persona que tiene fe en sí misma no necesita que los demás crean en ella 

    A quién admiras: A mi mamá  

    Algo que no soportas: La discriminación y los prejuicios   

    ¿Existe la vida en otro planeta?: Claro  

    ¿Existen los extraterrestres?: Uno nunca sabe  

    Anna Laura Rodríguez | Futura Ingeniera en Mecatrónica

    ARTÍCULOS RELACIONADOS

    DEJA UNA RESPUESTA

    ¡Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    4,544FansMe gusta
    3,008SeguidoresSeguir
    2,960suscriptoresSuscribirte
    spot_img
    spot_img

    MÁS LEÍDOS