martes 27 septiembre 2022
Más
    spot_img
    HomeManagementPDA, la HRTech que revolucionó la industria del assessment 

    PDA, la HRTech que revolucionó la industria del assessment 

    ¿Cómo fueron sus inicios? ¿Cuál es su diferencial? ¿Qué desafíos tiene por delante? A días de celebrar los 15 años de esta compañía que vino a revolucionar la industria de los assesment conductuales, hablamos con el co-founder de PDA, Leonardo Lammers, y con el CEO, Jaime Díaz Luque. Conoce más acerca de esta compañía que siempre predicó con el ejemplo.

    Por ese impulso intrínseco que siempre lo empujó a ir por más, Leonardo Lammers, junto a su socio fundador, inició hace ya 15 años el sueño de PDA, la HRTech que hoy lidera la industria del assessment y que es pionera en utilizar los datos conductuales con los datos duros para diferentes procesos de coaching, hiring, búsqueda de empleo, reorientación voacional, reskilling y muchos otros aspectos inherentes a lo humano. 

    “Nuestro propósito era impactar en las personas a partir de una herramienta optimizada y validada científicamente, pero la realidad es que fue tomando forma en la medida que se fue incorporando gente al equipo”, destaca Leo desde España, donde vive hace casi tres años, cuando cedió el puesto de CEO a Jaime Díaz Luque. 

    “Jaime es una versión mejorada de mí, somos los dos de piscis, tenemos una forma similar de ver las cosas, por eso hemos ensamblado muy bien y yo sé que Jaime puede darle continuidad a un modelo cultural y de liderazgo que siempre intentó tener PDA. Eso es una de las cosas que más me enorgullecen”, confiesa. 

    Desde el comienzo de la entrevista lo dejó en claro: “Algo con lo que no estoy dispuesto a tranzar nunca es con la cultura de PDA. Yo promuevo que la gente sienta que los resultados son consecuencia de un buen ambiente de trabajo, donde puedan crecer personalmente y profesionalmente. PDA tiene mucha gente joven en el área directiva porque tienen el espacio para crecer, se los escucha, se les da lugar”.  

    “PDA pudo crecer sin salir a buscar inversores y hoy somos líderes gracias a este esfuerzo. Fue un gran acierto no apostar solamente a los que venían con mucha experiencia de industrias similares, sino a gente joven que traía propuestas e ideas nuevas”. Leo Lammers. 

    Y Jaime es fruto de ese mindset cultural que promovió Leo desde los comienzos de PDA. Llegó desde Colombia hace 12 años para realizar una pasantía, y aunque se confiesa inquieto e indomable, se sintió atraído por PDA: “En abril de 2011, cuando ingresé, me encontré con una empresa de avanzada, tenía todos los condimentos de las empresas de la pospandemia: ventas por Skype, manejo de CRM, integraciones, desarrollo de APIs, modelos de gestión, gestión por competencias, gestión por conducta, retención de perfiles. Yo digo que Leo siempre tenía esa cintura para anticiparse al movimiento, y cuando faltaba poco para que regresara a Colombia me propuso que me quedara un año más en PDA… y nunca más me fui”. 

    “Nosotros encontramos un propósito cuando la empresa comenzó a tener un crecimiento exponencial y una responsabilidad social, y teníamos dos opciones: lo abrazábamos o no. Y decidimos hacernos cargo de esta posibilidad de impactar en las personas para que puedan tener un espacio de autoconocimiento tan poderoso que les permitiera desarrollarse”. Jaime Díaz. 

    Te puede interesar este video: Competencias y habilidades para el empleo del futuro

    PDA, la primera compañía de assessment conductuales que se convierte en HRTech 

    ¿Cuál es la visión de negocio de la compañía y la estrategia de expansión para los próximos años?   

    Leo: Como parte de la estrategia creo que es clave que PDA puede seguir creciendo a través de integraciones con otros softwares complementarios o productos que permita seguir generando esa red donde cada uno aporta lo que sabe. 

    Otro punto importante en la estrategia es generar alianzas y vínculos con una propuesta de valor más robusta a partir de un trabajo de alianzas con empresas grandes y startups que se complementan muy bien con PDA. 

    Jaime: En realidad, PDA nace como una HRTech en 2007 porque en ese momento era una herramienta de gestión que hoy se conoce como ATS dentro de una plataforma que era el HS System, pero eso en su momento no vibró como tendría que haber vibrado porque era como tener una cámara fotográfica en la edad de las cavernas, es decir, no tenés dónde revelar el rollo, no sabés cómo se carga la batería, era desfazado en el tiempo. 

    Luego, empezamos a entender que el mundo de los assessment, como se la conoce a la industria, era demasiado estático y es lo que justamente no les permite a muchas empresas ser hoy una HRTech. Nosotros brindamos integraciones con otras plataformas, con materiales multimedia, y con mucha tecnología de fondo. PDA fue pionero en todo el mundo de people analytics, fuimos de las primeras organizaciones en comenzar a hablar acerca de cómo utilizar los datos conductuales mezclados con datos duros para entender cómo gestionar con la data. Entonces, decidimos poner toda esa información y todo el desarrollo tecnológico para llevarlo a productos como el TOV, apps móviles, billeteras de habilidad y empezar a comulgar desde otro lado con el assessment, y es así como PDA se desprende de ser una herramienta de assessment y se convierte en una HRTech.  

    “Como plan de expansión, EE. UU. es una plaza hermosa, donde hay una cantidad de posibilidades y de competidores muy potentes y muy buenos, pero sabemos que estamos a la altura de los competidores top del mercado local” Jaime Díaz. 

    ¿Tienen presente el sueño de convertir a PDA en el próximo unicornio argentino?   

    L: Hace 15 años estamos en una industria que hoy está en su punto más alto y tenemos que aprovechar toda la experiencia de haber hecho un montón de cosas, tanto de los aciertos como de los desaciertos. Tenemos posicionamiento, vínculos, madurez. Es un momento que, sin duda, tenemos que aprovecharlo. 

    No es casualidad que hoy empiezan a aparecer un montón de empresas dedicadas a los assessment, algunas con cosas interesantes, otras con características menos interesantes, pero nosotros tenemos un camino recorrido, un lugar dentro del mercado, una trayectoria, una experiencia que nos hace muy fuertes. Por eso creo que hoy están dadas las condiciones para que vayamos acelerando este crecimiento. 

    J: No sé si seamos el próximo porque en una de esas aparece uno el próximo mes, pero con Leo siempre decimos que lo vamos a intentar o morimos con las botas puestas. 

    Hablando muy en serio, vamos a ser un unicornio, pero no lo decimos porque estamos enamorados del proyecto y porque tenemos una gran pasión por lo que hacemos. Sino porque es un hecho que las competencias que se van a requerir dentro del ambiente laboral de aquí a los próximos 30 años son la empatía, la comunicación, el autoconocimiento, la inteligencia emocional… y esto tiene que ver con nuestra industria, la cual dejó de ser de nicho para convertirse en una necesidad real en las organizaciones. Y esto que está pasando con la industria del autoconocimiento de las habilidades blandas es en donde estamos parados hoy nosotros, y entendemos que es el futuro para llegar a ser unicornio. 

    ¿En qué se diferencia PDA de la competencia? 

    L: No es un tema menor el hecho de tener tantos años de experiencia porque sabemos cuáles son los proyectos que funcionan, cómo responde la herramienta como el assessment de PDA, etc. Hay desarrollos que hicimos a nivel tecnológico y de funcionalidad que los entendemos mejor que nadie. Además, toda esta red de alianzas y de vínculos con empresas que complementan nuestra oferta es un aspecto muy muy importante a la hora de analizar las distintas opciones que hay en el mercado. 

    El assessment de PDA cuenta con una validez y una confiabilidad muy alta, la velocidad con la que se hace el reporte, la simplicidad para acceder a la información y para interpretar el informe, el costo, la calidad. Pero no solamente tiene que ver con aspectos técnicos y científicos, sino con la orientación hacia experiencia del usuario que hoy seguimos mejorando.  

    PDA trata de sostener en el tiempo esa combinación de ser una herramienta que no es compleja en la toma, que es veloz y ágil, pero, al mismo tiempo, tiene una profundidad que no la tienen otras herramientas y, además, tardan en llenarse. Algo que no es menor, mantiene una actualización constante respecto a las necesidades que tiene hoy el cliente. 

    En esta industria que está creciendo tanto aparecen algunas herramientas que están buenas y otras que tienen cosas interesantes, pero vemos algunas otras se quedan en el jueguito. Nosotros entendemos que tenemos una responsabilidad tremenda y que al final lo que está en juego es el destino de las personas, si quedan o no en una terna de trabajo, cómo se los desarrolla, hacia dónde se van a inclinar para desarrollar su carrera profesional, entonces no podés quedarte solamente en una experiencia linda o divertida, tiene que haber una solidez atrás. Hay muchas empresas que tiene atrás solamente mucho marketing y packaging  

    “El assessment de PDA se evalúa a sí mismo y te dice qué tan confiables es la información que te está dando antes de que empieces a leer todo el reporte. Te dice cuán borrosa salió la foto que te está mostrando para que vos después veas qué hacés con esa información, porque la herramienta interpreta cuándo la persona no fue clara en las respuestas”. Leo Lammers.  

    J: Lo más importante cuando vos hacés predicciones o cuando tomás aciertos sobre cómo es una persona que vos no conocés, y que lo estás haciendo a través de un test o de una herramienta tecnológica, es la validación que vos tenés de esa herramienta. Al final de cuentas hay algo que va a permanecer en el tiempo y eso tiene que ver con cuán veraz es la información que vos podés emitir. 

    Estas herramientas tienen también una fama y muchas veces no caen bien, no porque no sean buenas, sino porque usaron herramientas sin validación, que no tienen ningún proceso académico atrás y que ha sido por lo que PDA ha velado constantemente, desde el 2012 cuando se empezó el primer proceso de validación a través del AIOBP. 

    “Una vez que vos entendés que la brújula está bien calibrada, el norte siempre va a ser el norte. Con otras herramientas, cuando vos pensás que estás yendo al norte, en realidad estás yendo al sur”. Jaime Díaz. 

    Ambos coinciden en que, para empezar, hay que tener un sueño y, no menos importante, creer en el proyecto y nunca autolimitrase. “Hay muchas más grandes ideas que fracasaron y muchos más productos mediocres que han tenido grandes logros, eso, al final, tiene que ver con un tema de actitud, de estrategia y de vínculos”, explica Leo y destaca que hoy PDA es una empresa más inteligente y más ordenada.  

    Leo y Jaime se complementan y se potencian, se conocen y saben que las limitaciones de uno son las oportunidades del otro. Así, PDA es un lugar que busca fomentar vínculos fuertes y humanos, pero, sobre todo, un lugar donde se puede disfrutar del proceso y soñar en grande. 

    Hoy, para el CEO, su mayor reto es mantener y velar por esta cultura: “A medida que crece la compañía se va haciendo más complicado, pero no significa que sea imposible, esta es la principal razón por la que estoy sentado acá. Lo más difícil es saber en qué momento sos la persona que le hace bien a la compañía y cuándo le hace mal. Por ahora, la cosa viene bien, pero hay que entender que las capacidades que uno tiene acompañan en ciertos momentos. Las posiciones como CEO en una organización son como las de un país. Creo que fue Franklin que dijo que más de dos periodos en una presidencia es una dictadura. Yo me pregunto constantemente, ante cualquier situación, si estoy aportando lo que necesita la compañía, si tengo la capacidad, si me da la energía, si tengo la creatividad, si estoy a la altura. Y tenés dos formas de hacer las cosas: terco y testarudo o aprendés a escuchar, y yo siempre elijo escuchar”.  

    “Una vez, al comienzo de PDA, asistí a una reunión de partners en Sudáfrica y fue la primera vez que tomé conciencia del impacto que tenía lo que estábamos haciendo y de la obligación de no mandarnos cagadas. Eso me ayudó a entender el impacto de lo que estábamos creando” Leo Lammers. 

    Leo, ¿qué consejo le darías al Jaime de hoy? Y Jaime, ¿qué consejo le darías al Leo de hoy? 

    L: Hagas lo que hagas, tengas la ambición que tengas, que todo lo que esté vinculado con el trabajo no deje de ser algo que te apasione. Que las presiones no se transformen en otra cosa. Que las cosas esenciales que tienen que ver con la familia, los hijos o los amigos siempre estén por encima de cerrar un negocio. Que siempre vuelvas al eje, porque ese es el equilibrio que hay que estar buscando permanentemente. 

    J: Yo difícilmente le puedo dar un consejo a Leo, siempre que necesito un consejo, a la primera persona que le consulto es a él. Este año vi truncada una carrera que iba a comenzar porque me dijo: “Te vas a quedar sin hijo y sin esposa, por algún lado vas a hacer agua”. Más que un consejo es un pedido. Él siempre ha sido aferrado a la misma idea de no tranzar y de aferrarse a lo que cree, independientemente de lo que piensen los demás. Y hoy hemos generado un propósito que trasciende la empresa y eso es inherente al sueño que él tenía. Le pido que siempre mantenga esa humildad porque doy fe que es la misma persona que conocí hace 12 años. 

    Ping-pong de preguntas y respuestas 

    El mayor defecto 

    Leo: La crisis de los 50 y la baja paciencia  

    Jaime: Mi salvajismo 

    La mejor virtud 

    Leo: Mantenerme motivado para seguir creciendo 

    Jaime: Soñar en grande 

    Un sueño por cumplir 

    Leo: Que PDA trascienda y sea un actor importante en la transformación de un mundo más humano, más empático y más generoso 

    Jaime: Llevar a PDA a ser unicornio 

    El mejor consejo que hayan dado 

    Leo: “No seas tan ansioso y quedate trabajando en esto que sos bueno, dejá que fluya” 

    Jaime: “El que dice la verdad no se equivoca” 

    El peor consejo que les dieron 

    Leo: Que tenía que despedir a Jaime al mes que entró a trabajar 

    Jaime: Que no haga el MBA 

    Leonardo Lammers | Co-founder de PDA

    Jaime Díaz Luque | CEO de PDA

    ARTÍCULOS RELACIONADOS

    DEJA UNA RESPUESTA

    ¡Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    4,544FansMe gusta
    3,008SeguidoresSeguir
    2,960suscriptoresSuscribirte
    spot_img
    spot_img

    MÁS LEÍDOS