test
miércoles 19 junio 2024
Más
    HomeKeep GrowingÁngel Bartolomé: Maestro del autoconocimiento.

    Ángel Bartolomé: Maestro del autoconocimiento.

    Ángel Bartolomé es un apasionado de la creatividad y la docencia pasó de ser publicista a trabajar en la Universidad CEU San Pablo de Madrid como Vice-rector y docente e investigador. Se ha encargado de enseñar a sus alumnos a apasionarse por la comunicación, y apoyarlos en su proceso de autoconocimiento. “Me encanta brindar y facilitar el talento de los estudiantes a las empresas, transmitir conocimientos y, sobre todo, poder ser parte del cambio en los estudiantes, ayudándolos a formar y desarrollar su propia vocación”. confiesa el papá de Lucía y Carla. 

    Cuéntanos tu historia, ¿Quién es Ángel y como era en su juventud? 

    Soy un antiguo alumno de la universidad CEU, donde estudié publicidad. Después de graduarme, trabajé en varias agencias de comunicación, con diferentes clientes nacionales e internacionales como Hoss Intropia, Smirnoff, Vodafone, Bimbo, Renfe ó J&B entre las más destacadas. Tuve la oportunidad de recibir una beca de investigación para realizar una tesis doctoral. Me entusiasmó la idea y la acepté. Después de dos años de investigación, me ofrecieron un contrato en la universidad y desde entonces he estado involucrado en  la docencia en temas de creatividad, publicidad. Además, he sido director de marketing de Marco Aldany, empresa líder en España en belleza con 400 salones en Europa y América con más de 6,5 milllones de visitas al año. Y, en cuanto a la gestión de proyectos tecnológicos, fundamos Welvi experience, empresa tecnológica, spin-off de la Universidad Politécnica de Madrid, con la que se obtuvo una financiación de capital privado de 1.5 millones de euros y fue concesionaria de un Neotec del CDTI y un Plan Avanza de la CAM que posibilitó la obtención del sello ISO 20000, estándar reconocido internacional en la gestión de servicios de TI de calidad y un modelo de patente. Este conocimiento de la tecnología, creatividad, innovación y desarrollo de nuevos productos es lo que intento aplicar y desarrollar en la Universidad. 

    ¿Cuál es tu motivación principal para dedicarte a la educación y trabajar con jóvenes? 

    Además de ser muy divertido, ves cómo evolucionan, maduran y progresan intelectualmente los estudiantes, y, sobre todo, ves cómo comienzan a abrirles nuevos horizontes que ni siquiera se imaginaban cuando empieza su etapa universitaria. Ahora, después de tener esta perspectiva durante 16 años en la universidad, cuando voy a agencias y veo a los directores de comunicación, directores de medios, planners, creativos, muchos de ellos antiguos alumnos míos, siento que de alguna manera he formado parte en su proceso de desarrollo profesional. Los profesores estamos en la educación superior para fomentar esta comunidad de aprendizaje, trabajar e investigar junto a los estudiantes los problemas de hoy y del futuro para construir un mañana mejor. Vinod Khosla, uno de los grandes empresarios indios de esta década, decía siempre “Si no hay problema, no hay solución. Nadie te va a pagar por resolver un no-problema, así que, bienvenidos los problemas”. Esta es una de las grandes lecciones que intento transmitir a mis estudiantes: que con pasión y tenacidad se deben adentrar en la búsqueda de problemas para descubrir con creatividad la solución de estos. 

    ¿Cuál ha sido el mayor desafío al que te has enfrentado en tu carrera profesional y cómo lo has superado? 

    Tal vez porque siempre he trabajado en agencias y con clientes, cuando llegué a la universidad me enfrenté al desafío de la investigación. La universidad exige la creación constante de nuevo conocimiento de valor con impacto. No me había preparado para ser investigador, así que tuve que aprender y desarrollar una mentalidad de investigador: conocer nuevas herramientas, desarrollo metodológico y capacidad de síntesis. Hoy, disfruto formar parte de un equipo de investigación y generar investigaciones relevantes que sean publicadas en revistas de alto impacto. Por otra parte, es difícil de gestionar y equilibrar la triada docencia-investigación y gestión. Estos últimos años como Vicerrector de Estudiantes y Vida Universitaria han sido unos años entregados a la gestión. Especialmente significativa la época de la COVID-19 donde la Universidad pisó literalmente el acelerador en la digitalización, creación de procesos y cuidado de la salud mental del estudiante. Han sido unos años que recuerdo muy duros en lo laboral, pero infinitamente gratificantes por la evolución en el aprendizaje y desarrollo de proyectos. Esto hubiera sido imposible por una gestión coordinada de toda la comunidad Universitaria, vocación de servicio del profesorado, curiosidad y colaboración entre departamentos e infinitas horas de trabajo. 

    ¿Podrías compartir alguna investigación en la que te hayas sentido especialmente orgulloso o satisfecho con los resultados? 

    El manual sobre creatividad. Una investigación que pretende eliminar las barreras en las creencias de que la creatividad está acotada solo para unos pocos, haciendo un repaso histórico por el propio término, desde la “metis” -maña, astucia, destreza, habilidad o ingenio- que describían los griegos como forma de inteligencia que utilizaba un pensamiento adaptativo, capaz de ver y enfrentarse a problemas desde diferentes ópticas; hasta cómo se aplican diferentes autores, técnicas de creatividad para evitar bloqueos o desarrollar un pensamiento divergente. Adentrarse en el mundo de la creatividad es apasionante, pues es transversal a todas las áreas de conocimiento. Últimamente, desarrollo una línea de investigación centrada en el estudio de las competencias, su desarrollo e impacto en el perfil laboral de las personas. Han sido varias las publicaciones que junto a la profesora Sonia Martín hemos abordado en este tema, dando lugar a publicaciones como “Systemic Review through Bibliometric Analysis with RStudio of Skills Learning to Favor the Employability of Its Graduates” o  “Higher education: a Fundamental intangible capital towards a sustainable future” entre las más destacadas. 

    ¿En qué investigaciones estás enfocado ahora? 

    Actualmente, estoy enfocado en investigar el talento y determinar cuáles son las habilidades blandas, comúnmente llamadas «soft skills», pero que en realidad son «power skills», es decir, habilidades que se pueden aprender. Al desarrollar buenos hábitos, es posible cambiar la realidad de las cosas. Las “power skills” permiten que una persona sea creativa al practicar la creatividad, se convierta en un solucionador de problemas al resolverlos, desarrolle empatía al practicarla al igual que el trabajo en equipo, resiliencia, liderazgo, iniciativa o pensamiento analítico. Las competencias son cada vez más valoradas en entornos cambiantes pues éstas se pueden desarrollar, son observables y, además, en función del entorno, pueden variar. Para ser un buen profesional no solo se requiere tener unos profundos conocimientos técnicos, sino desarrollar una serie de habilidades que generen confianza y ayudan a las empresas a incrementar el éxito en los procesos de selección, a mejorar el ajuste entre candidato-empresa, porque son habilidades que permanecen en el tiempo y sobre todo porque se abre un mapa de oportunidades en el desarrollo laboral. Cada vez observamos cómo los conocimientos van quedando obsoletos debido a las nuevas tecnologías, formas, procesos, herramientas o a través de la inteligencia artificial generativa, que están en constante cambio. Sin embargo, la capacidad de aprendizaje, la capacidad de reinventarse y de establecer conexiones siempre perdura en el tiempo. Por lo tanto, es fundamental entrenar este tipo de habilidades. 

    Hablando de habilidades blandas… ¿cuáles consideras que son las más fundamentales para transmitirles a los jóvenes y cómo las promueves? 

    En el oráculo de Delfos, donde iban los antiguos griegos a preguntar y a adentrarse en sus dudas había una inscripción tallada “Conócete a ti mismo”. Esto sigue hoy vigente más que nunca. Cuando uno se conoce a sí mismo, sabe cuáles son sus fortalezas y debilidades. Por lo tanto, puede potenciar sus virtudes y trabajar en aquellas áreas en las que es más débil. Esto hará más fácil la búsqueda personal en su vocación, su lugar en el mundo donde encaje mejor. No todo el mundo está preparado para ser emprendedor o trabajar en una multinacional. Cada persona encontrará su sitio donde destaque lo mejor de sí misma. La comunicación es además esencial. No importa cuántos conocimientos tenga una persona, si no es capaz de expresarlos adecuadamente. Es importante saber elegir las palabras precisas. En un mundo globalizado, la empatía, trabajo en equipo y la capacidad de ponerse en el lugar del otro, son fundamentales; así como la resiliencia y creatividad. Ahora bien, sin ética y honestidad, cualquier otra habilidad o destreza queda vacía, porque sería impostada e irreal. Creo que esto es fundamental, porque sin los valores, todo lo demás carece de sentido.  

    Hablabas del autoconocimiento, ¿has utilizado herramientas de autoconocimiento para tus investigaciones? 

    Sí, el PDA Assessment encaja perfectamente en nuestra hoja de ruta. En el momento en que tengas ese conocimiento sobre ti mismo, puedes generar una evolución de trayectoria personal y establecer hitos en ese proceso. Por eso, para mí, es tan importante que los estudiantes de primer año realicen ese PDA. Para que, dentro del aula, poder desarrollar y activar todas las destrezas que cada estudiante necesite para alcanzar su desarrollo laboral. Aunque no debemos olvidar que el aprendizaje no se establece solo en el periodo universitario. La capacidad de aprender es algo que nos ha de acompañar el resto de la vida. Pero dentro de ese proceso, cuanto más conozcas dónde quieres llegar y establezcas puntos de conexión para guiarte, más claro tendrás cuáles son las habilidades y destrezas necesarias evolucionar en tu trayectoria laboral. Si tienes claro cuál es tu vocación de futuro, sabrás qué estudiar y que habilidades y destrezas deberás tener para posicionarte en ese campo. En la Universidad trabajamos mucho este “curriculum invisible” a través de la certificación de microcredenciales. Se trata de ofrecer una vida rica, universitaria donde los estudiantes están acompañados por un mentor, su tutor y a través de una gran oferta cultural y deportiva que nosotros llamamos “Campus Life”. Estas microcredenciales ofrecen a los reclutadores mucha más información de los candidatos: si han sido delegados, han desarrollado voluntariado, han participado en clubs en la universidad, han participado en hackáthones, han sido mentores de sus compañeros, en definitiva, una descripción de su desarrollo competencial en sus años universitarios. 

    ¿Cuál fue tu primer empleo y cómo lo recuerdas? 

    Era una agencia de publicidad basada en la tecnología. Hacíamos cosas muy diferentes que no eran comunes, éramos muy disruptivos. Pese a ser una empresa pequeña, teníamos un impacto con grandes clientes y muchas de las cosas que aprendí ahí las he ido poniendo en práctica hoy. 

    ¿Quién es Ángel? 

    Nombre completo: Ángel Bartolomé Muñoz de Luna 

    Cargo: Vice-rector de Estudiantes y Vida Universitaria 

    Empresa: Universidad CEU San Pablo de Madrid. 

    Profesión: Publicista y profesor de Universidad.  

    Nacionalidad: español 

    Vives en: Madrid.  

    ¿Hijos?: 2 niñas, Lucía y Carla.  

    Comida preferida: Jamón Serrano o las albóndigas de mi madre.  

    Deporte favorito: Escalar y caminar por la montaña. 

    Hobbies: Leer, el cine, las series, Marvel y leer comics.  

    Prenda de ropa preferida: Pantalón corto y ropa deportiva.  

    Tu lugar de ensueño: Donde esté mi familia.  

    UN POCO DE ROCK: 

    Una palabra para definirte hoy: Proactivo.  

    Una palabra para definir a Ángel en su juventud: Inconsciente.  

    Cantante o banda preferida:  U2  

    Tu momento más importante del día: Cena.  

    Tu cable a tierra es… Mi mujer.  

    ¿Qué granito de arena aportas para un mundo mejor?: Dar alegría y positivismo a las cosas. 

    ¿A quién admiras?  

    A mi padre, su tranquilidad y sensatez.  

    Una frase que te identifique: “¡Al ataque!” 

    Lo que más valoras de las personas: Sinceras y trabajadoras.  

    ¿Día o noche? Día. 

    ¿Ducha fría o caliente? Caliente ardiendo.  

    ARTÍCULOS RELACIONADOS

    DEJA UNA RESPUESTA

    ¡Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    spot_img

    SEGUINOS EN REDES SOCIALES

    spot_img

    MÁS LEÍDOS