jueves 25 abril 2024
Más
    HomeEmpowermentAnna Cohen: "Hay que ser ambiciosa y no tener vergüenza”  

    Anna Cohen: «Hay que ser ambiciosa y no tener vergüenza”  

    Anna Cohen, presidente y CEO de Cohen Aliados Financieros, nos revela los secretos de cómo se convirtió en una figura del mercado financiero. Hoy es una mujer líder, que trabaja y sueña con un mundo sin sesgos.  

    Británica, ariana, madre, hija, la más grande de 5 hermanos. Anna Cohen, presidente y CEO en Cohen Aliados Financieros, tiene carácter. Un hermoso carácter. Se le nota cuando habla, firme, decidida, culta, expresiva. Ella misma lo reconoce. “Me dicen que soy la Ragnar (por la serie Vikingos) de la familia. Y eso es un elogio”. “Nací en Richmond, Londres, porque mi padre, que viene de una familia británica, estaba por trabajo ahí. A los meses decidieron volver a la Argentina para criarme cerca de la familia y de los amigos en otro ambiente, más cercano”, cuenta, y sigue: “Vengo de una familia muy masculina y no fue fácil, pero siempre fui muy frontal y cuestionaba todo. Creo que esa combinación me hizo ser la mujer que soy hoy”. 

     Anna Cohen es una mujer líder por naturaleza con una historia interesante de aprendizaje y de crecimiento personal y profesional. 

     Queremos conocer tu historia en profundidad, ¿cómo Anna Cohen se convirtió en Anna Cohen?   

    Yo soy la tercera generación de una empresa familiar de servicios financieros. En casa había un valor puesto en el esfuerzo que hizo que, recién recibida del colegio, empezara a trabajar y a estudiar. Pasé por distintas carreras e industrias hasta que comencé a trabajar en Accenture y fue ahí cuando me deslumbraron las finanzas. Yo era alguien de procesos y de sistemas, me gustaba la implementación de mejores prácticas en industrias de primer nivel; no sabía que tenía el gen financiero hasta que me convocaron para desarrollar la unidad de Banca Privada en la empresa familiar. La armamos con un timing bueno, entre 1999 y 2000, y con la crisis de 2001 pudimos proteger a mucha gente del corralito. Pensé que mi intervención era pasajera… 

    Y te quedaste…  

    Mi hermano Julián iba a tomar la posición de CEO de Cohen y, de hecho, la ejerció durante muchos años. Yo era su coequiper, pero me gustaban también otros desafíos. Finalmente, me quedé, trabajamos muy bien con mi hermano e hicimos un gran equipo. En 2017 asumí el cargo cuando él se fue a explorar el Servicio Público, que fue algo que siempre le encantó. 

    ¿Cómo fue ese enorme paso que diste?  

    Encaré un proceso de cambio bastante fuerte, fue el momento en el que me permití tener la ambición de cumplir ese rol. Me animé a cambiar la implementación de sistemas, de procesos. Y encaré la digitalización de toda la compañía, así como la profesionalización de los equipos. En un momento, me dije a mí misma: ¿Sabés qué?, yo llego. Me permití ser ambiciosa y que no me diera vergüenza. Lo había querido siempre, yo me quería comer la cancha, pero no me había animado hasta entonces. Y acá estoy, aunque siempre sigo aprendiendo con humildad.  

    ¿Cómo cayó esta nueva etapa en una empresa quizás un poco tradicional?  

    La organización estaba pidiendo este traspaso y esta evolución. Hoy tenemos una infraestructura totalmente digital y escalable que hace que podamos atender un montón de negocios, sin asumir riesgos de ningún tipo.   

    ¿Sufriste algún sesgo por ser mujer en este cambio?  

    La aceptación fue total, tanto interna como en el exterior, creo que estaban ávidos de una voz femenina. Antes sí hubo situaciones de subestimación en las capacidades, como —por ejemplo— me preguntaban: ¿consultaste con un experto? Y mi respuesta era: Yo soy el experto. Pero es algo que por suerte se ve menos, aunque sigue existiendo.  

    ¿Cómo definirías el liderazgo? ¿Viene en el ADN o se aprende?  

    Viene un poco en el ADN y otro poco se va trabajando, desarrollando. Yo tenía los atributos de liderazgo propios de mi fuerza de carácter, pero tuve que ejercitar la parte de habilidades más blandas, como la capacidad de saber escuchar. De nuevo, es un poco naturaleza y un poco de aprendizaje. Y es un ejercicio permanente. El rol del líder cambió muchísimo. Antes, quien sabía más tomaba las decisiones y el resto se alineaba a eso. Hoy, con las nuevas generaciones, se trata de escuchar, de apuntalar al que sabe y allanarle el camino. Mi definición sería: detectar el talento que sabés que puede y quitarle los obstáculos para que pueda.   

    ¿Qué nuevas tecnologías has visto recientemente que tienen el potencial de revolucionar el mercado financiero?   

    El blockchain va a revolucionar no solo el sistema financiero, sino cualquier sistema en el que se puedan plantar y mejorar los procesos: legales, de formalidad. No es una nueva tecnología, pero todavía no vimos toda su capacidad y su despliegue.   

    Me gustaría que profundices un poco sobre el Blockchain  

    Se genera un ambiente y un ámbito sobre el que se puede digitalizar cualquier tipo de acuerdo y compromiso. Hoy tenemos contratos que ya son token o representaciones simbólicas en tu celular de contratos privados o económicos, y eso va a ir decantando en nuestra economía real. Claramente, el blockchain viene a romper el esquema tradicional de cómo se opera en el mundo financiero.    

    ¿Y la inteligencia artificial?  

    Su manifestación última es el ChatGPT. Se le preguntó hace unos días si existía la cartera que le ganara a todos los índices bursátiles y el chat dijo que no existía esa cartera. Ahí se terminó con esto de que hay un único asesor que seguramente tiene la Biblia escrita… eso no existe. También hay que decir que este tipo de tecnología recopila datos de la web 2.0 y anterior sin discernir todavía lo que es verdad y lo que no. Hoy todavía no está a la altura para distinguir entre qué es verdad fáctica y qué es una ficción. Puede entonces impactar para bien o para mal.  

    ¿Cómo ha evolucionado el liderazgo femenino en el ámbito financiero?  

    Hoy somos un lindo ramillete de profesionales en posiciones C- Level. Y lo que me da mucho placer es que ninguna responde a una cuota mínima de diversidad impuesta, sino que todas estas mujeres se ganaron sus puestos.   

    ¿Y en tu empresa cómo promueven la diversidad e inclusión?  

    En Cohen no hubo nunca un esquema para garantizar la diversidad e inclusión porque nunca lo necesitamos, fue siempre más intuitivo. A medida que yo fui avanzando en la empresa, naturalmente se dio, se fueron llenando roles de liderazgo con mujeres. Antes era una industria netamente masculina y ya no lo es.  

    ¿Qué podemos esperar financieramente este año, entendible para el común denominador de los argentinos?  

    Lo único seguro es la incertidumbre. No va a haber estabilidad en los mercados financieros. En el plano local podemos tener alguna ayuda si es que no tenemos cisnes negros desde el exterior, como lo fue Rusia invadiendo Ucrania, va a ser un año más tranquilo que el 22. Pero en Argentina, en un año electoral, lo inexorablemente cierto es que va a haber inflación, volatilidad e incertidumbre.  

    ¿Cómo es la mujer en el mercado financiero?  

    Está comprobado que somos mejores administrando, pero no somos tan buenas buscando inversores para fondear nuestros proyectos. Las mujeres tienden a auto percibirse como mucho más ignorantes de lo que en realidad son. Las mujeres inversoras subestimamos nuestras propias capacidades de decisión. Cuando empecé a investigar, encontré muchos estudios donde se manifiesta que las mujeres tenemos ventajas enormes. Por ejemplo, mucha más conciencia de que nuestra inversión es una cuestión afectiva y no monetaria —para los varones, en cambio, es un proceso más transaccional—, entonces, cuando la mujer toma la decisión, después de investigar, está siempre mucho más segura de lo que hizo. No tenemos que subestimarnos. La industria se merece la alfabetización, no solo de las emprendedoras, sino también de las inversoras.

    ARTÍCULOS RELACIONADOS

    DEJA UNA RESPUESTA

    ¡Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    spot_img

    SEGUINOS EN REDES SOCIALES

    spot_img

    MÁS LEÍDOS