domingo 23 enero 2022
Más
    spot_img
    InicioManagementCecilia Giordano: “Las organizaciones necesitan la tecnología como habilitador, pero quienes tenemos...

    Cecilia Giordano: “Las organizaciones necesitan la tecnología como habilitador, pero quienes tenemos que estar bien somos las personas”

    Somos parte de un nuevo paradigma, donde las fronteras y los cubículos de oficina se derrumbaron por la virtualidad, una nueva forma de crecer, de comunicarnos y de hacer, conectando con nuestro propósito y bienestar, esto y mucho más conversamos con Cecilia Giordano, CEO de Mercer en Argentina.

    Cecilia eres una mujer referente. ¿Qué podemos conocer de ti en tu carrera profesional?

    Vengo del mundo de la tecnología, trabajé 20 años en ese rubro, me apasiona y tengo claro la importancia de tener conversaciones con clientes para entender cuáles son sus dolores y poder implementar algo que los cambie, que mejore sus vidas y sus transacciones.

    Me doy cuenta de que mi vida antes de Mercer era invisible, no para mis clientes o equipos, pero sí para afuera, y la posición que tengo actualmente llegó para sacarme de mi zona de confort. Porque luego de tantos años en la misma industria, cuando llegó esta oportunidad de ser CEO, lo primero que dije fue: “se equivocaron, no puedo” y me respondieron: “no, buscamos personas como tú, que conozcan el mundo de la consultoría, que nos traigan una mirada distinta y nos ayuden en nuestro proceso de transformación”, y me pareció divino, obviamente que fue muy duro, ahora con el diario del lunes estoy feliz de cumplir cinco años desde que ingresé.

    Empecé a ser muy visible y siento que me dio una responsabilidad, primero de generar el impacto que quiero ver en Argentina, pasar de la queja a la acción, ser el factor de cambio, trabajar para hacer una sociedad más justa y equitativa.

    Comentabas sobre tus 20 años acompañando equipos en sus procesos de transformación… hablemos del salto de la tecnología en las empresas por la pandemia. ¿Cómo ves esto desde tu experiencia y cómo debemos afrontar el futuro del trabajo?

    Yo siento que somos bendecidos porque estamos viviendo un momento único… un cambio de paradigma. Veníamos hablando mucho desde lo conceptual, que vivíamos en un mundo volátil, complejo, ambiguo e incierto, pero yo creo que lo decíamos desde las palabras y el COVID-19 vino para acelerar los procesos y traerlo a la realidad. No todas las organizaciones tenían el upgrade tecnológico para ser 100 % remoto, sin dejar de lado que nos generó dolor en el cuerpo, sentimos el agotamiento, la no conexión, la distancia, estábamos cansados.

    Además, la pandemia vino a alinearnos en todas nuestras dimensiones, en nuestra cabeza, corazón y cuerpo. Si no estamos en bienestar, no vamos a lograr nada, y si eres líder tienes que estar en bienestar para poder acompañar a tu equipo… Las organizaciones necesitan la tecnología como habilitador, pero quienes tenemos que estar bien somos la personas porque generamos los cambios exponenciales que necesitamos, nos dimos cuenta de que no tenemos los líderes que necesitamos, eso también nos hace replantear si estamos haciendo lo que queremos, si cumplimos nuestro propósito personal y si se relaciona con el de la organización.

    ¿Cómo describirías la cultura de Mercer?

    A mí la cultura de Mercer me encanta porque somo una firma que tiene mucho ADN global, pero en cada geografía somos un equipo local que vive el propósito de la compañía con el empoderamiento de poder generar el impacto que haga falta en el país.

    La cultura de Mercer trasciende a las personas, no sé si es porque hay mucha gente joven, pero hay mucha energía, foco en el cliente, en las personas, en el bienestar, trabajamos un montón en todas las industrias y compañías, pero nos divertimos.

    Sentimos que podemos dejar nuestra impronta y huella. Podemos ser nosotros.

    ¿Cuáles son los desafíos que, desde tu rol, estás enfrentando en este momento?

    Las cosas que me sacan el sueño hoy son, en primer lugar, conciliar y compatibilizar el corto y mediano plazo, más en Argentina, por la característica de país. El segundo tema que me desvela es la gente, que todos estén bien y en bienestar, el foco en ellos y en los clientes. Los clientes son nuestra razón de ser.

    ¿Qué o quién te inspira para seguir creando y transformando cada día?

    El ver una cosa en mi cabeza o soñar algo y hacerla, me inspira mucho. La inspiración me genera energía. Me inspira el rol de madre que tuve, mi hija, el trabajo, mis mentores, mi marido… me siento bendecida y agradecida, eso me inspira. 

    ¿Cuáles podrías definir como tres aprendizajes de tu carrera?

    Comenzaría por no tener que vivir dando examen, siento que el mérito para mí era algo muy fuerte en mi carrera y hoy soy la primera defensora de los cupos, yo ya llegué y soy CEO y te aseguro que nadie me mira y piensa si llegue por mérito o por cupo, llegué por mí. Me parece que las políticas de cupo en las organizaciones son una medida extraordinaria, que nivela la cancha y permite que no seamos una minoría en la fuerza laboral.

    Yo antes no me daba la oportunidad de equivocarme… gracias a ese aprendizaje te aseguro que hoy me muestro más vulnerable y pediré disculpas si tengo un error o me equivoco. En mi carrera de liderazgo le daba mucho peso al conocimiento técnico y me fui topando con que tenía que ir integrando mi corazón y mi cuerpo. Soy una convencida de que tengo que estar en bienestar para ser una buena líder.

    ¿Qué consejos le das a los jóvenes que se están incorporando a este mercado laboral tan particular?

    Les diría que uno tiene que hacer cosas que les den felicidad, que los acerquen a su propósito personal. Hacer cosas que los caracterizan, que quieran dejar hechos en esta vida. Hagan cosas donde puedan sentir el trabajo como una forma de desarrollo, de impactar, de generar el cambio.

    Salir de la queja que no nos conduce a nada. El mundo está lleno de oportunidades. Hay un montón de emprendedores generando trabajo y cosas copadas. Les diría también que no vivan el trabajo como algo pesado o como únicamente el medio para tener un sueldo. El trabajo es la posibilidad de seguir siendo uno, de poder crecer, desarrollarse y generar el cambio que uno quiere ver en su metro cuadrado.

    Cecilia Giordano | CEO de Mercer en Argentina

    ARTÍCULOS RELACIONADOS

    DEJA UNA RESPUESTA

    ¡Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    4,544FansMe gusta
    3,008SeguidoresSeguir
    2,960SuscriptoresSuscribirse
    spot_img
    spot_img

    MÁS LEÍDOS