jueves 25 abril 2024
Más
    HomeEmpowermentAzucena Noriega: Un golazo a los estereotipos 

    Azucena Noriega: Un golazo a los estereotipos 

    Azucena Noriega García Justo, es la inspiradora directora de Recursos Humanos y Comunicación en Zurich Santander Seguros México. Su historia no solo es un relato de logros profesionales, sino un testimonio de resiliencia y valentía que ha dejado una huella indeleble desafiando los estereotipos de género con una pasión única: el fútbol. 

    Desde los 13 años, cuando el fútbol femenino aún no había arraigado plenamente, Azucena se encontró enfrentando desafíos únicos en su camino hacia la práctica de su amado deporte. En sus inicios, tuvo que integrarse a equipos conformados por hombres, desafiando la norma establecida. Recuerda con claridad una anécdota de su infancia, cuando, a pesar de meses jugando con habilidad, fue excluida de un partido al ser vista con aretes. La asociación errónea del simple hecho de quitarse y ponerse los aretes con la masculinidad y la feminidad la dejó perpleja, sembrando su determinación para desafiar los estereotipos arraigados en el fútbol y la sociedad. Lleva su espíritu desafiante más allá del terreno de juego, en su carrera profesional, ha demostrado que la pasión por el fútbol no es incompatible con la excelencia en el ámbito corporativo. Como directora de Recursos Humanos y Comunicación en Zurich Santander Seguros México, ha consolidado su posición desafiando no solo los estereotipos de género arraigados en el mundo empresarial, sino también las percepciones tradicionales sobre el liderazgo. 

    Esta líder cercana y visionaria no solo ha roto barreras en la industria, sino que también ha abierto camino para que otras mujeres sigan sus pasos. En esta travesía, a través de su vida y su carrera, descubriremos cómo ha transcendido las canchas, impactando positivamente en su enfoque hacia los desafíos profesionales y personales. Un relato que no solo inspira, sino que también desafía las nociones preconcebidas de lo que una mujer puede lograr en un mundo donde el deporte y el liderazgo convergen en una sinfonía única y poderosa. 

    Cuéntanos un poco de tu historia ¿Cómo fueron tus inicios? 

    Mi trayectoria profesional comenzó en una etapa en la que, como suele suceder, elegir una carrera y un trabajo no es tarea fácil debido a la inexperiencia y a la obstinación propia de la juventud. Afortunadamente, mi primer empleo me condujo hacia el ámbito de Recursos Humanos, donde inicié mi andar. Aunque soy contadora pública de formación, consideraba que Recursos Humanos abordaba la parte más «soft», mientras que mi enfoque estaba inicialmente en la parte más «hard». A lo largo de los años, he trabajado en diversas industrias, desde telecomunicaciones hasta aseguradoras, y he dedicado gran parte de mi tiempo profesional al ámbito de Recursos Humanos, lo cual encuentro gratificante. Una experiencia destacada fue mi participación en la apertura del mercado en Chile mientras trabajaba con Excel en Telefónica, una vivencia que contribuyó tanto a mi crecimiento personal como profesional. Aunque transité de telecomunicaciones a seguros, actualmente me encuentro en Seguros Santander y estoy satisfecha con mi trayectoria. La verdadera belleza de Recursos Humanos, para mí, radica en la dinámica de trabajar con personas, lo que garantiza que cada día sea único y diverso, gestionando diferentes personalidades, estados de ánimo y situaciones de manera constante. 

    ¿Puedes compartir alguna experiencia donde hayas desafiado estereotipos de género? 

    Desde los 13 años, he desafiado activamente los estereotipos de género, especialmente en el ámbito del fútbol, una pasión que he cultivado a lo largo de los años. En mis inicios, cuando el fútbol femenino no estaba tan arraigado, me vi obligada a jugar con hombres. Recuerdo una anécdota de mi infancia en la que, a pesar de llevar meses jugando, me vieron con aretes y se negaron a jugar conmigo, asumiendo anteriormente por error que era un niño al no jugar con aretes. Desde entonces, siempre me pregunté: «¿Por qué no puedo jugar?». A lo largo de mi vida, he continuado desafiando los estereotipos asociados al fútbol y la feminidad. Aunque ahora el escenario es más propicio para las mujeres en este deporte, persisten prejuicios que relacionan la rudeza con el gusto por el fútbol. Creo firmemente en erradicar estos estereotipos, llevando esta mentalidad también a mi vida laboral. Considero que no debería haber prejuicios ni para hombres ni para mujeres; la igualdad y el respeto son fundamentales. Así como un hombre puede disfrutar de la gimnasia o el ballet, una mujer puede ser apasionada por el fútbol sin ser juzgada por ello. Mi vida ha estado marcada por desafiar estos estereotipos, y mi compromiso es promover la igualdad y el respeto en todas las facetas de la vida. 

    Como mujer que inspira en la industria, ¿cómo animas a otras mujeres a seguir sus carreras y a desafiar las barreras tradicionales? 

    Mi recomendación constante es que, al publicar una vacante, mientras un hombre se postula sin importar si cumple o no con los requisitos, las mujeres a menudo esperan tener un ajuste del 80% al 90% con el perfil. Las animo a que se arriesguen, a equivocarse, a aprender y a romper la barrera del ‘No puedo’. La idea es empujarlas a probar cosas nuevas, cambiar de área y dar el paso. Sin intentarlo, no se puede afirmar que no se puede. Observo que cuando convives con hombres, suelen decir «Yo lo hago», aun cuando saben que no pueden hacerlo, buscan la manera de hacerlo o alguien que lo haga. Creo que esa es la mentalidad que debemos cambiar en cuestiones de género. En mi generación, las diferencias de salario ya no son tan evidentes, pero persisten percepciones que afectan a las mujeres en el ámbito profesional. Siento la presión de presentarme primero como mujer, y luego como profesional en el comité de dirección, algo que un hombre no tiene que hacer. La idea de que a las mujeres se les debe tratar de manera diferente por ser más delicadas es un estigma que debemos superar. Las mujeres también somos fuertes, a veces incluso más fuertes que los hombres. Es momento de cambiar estas percepciones arraigadas y reconocer que merecemos la misma validez y reconocimiento en el ámbito profesional. 

    ¿Cuál consideras que es el desafío más difícil para romper el techo de cristal?  

    Afortunadamente, he tenido el privilegio de contar siempre con apoyo a lo largo de mi vida. En las empresas en las que he trabajado, no he experimentado discriminación ni obstáculos significativos. Sin embargo, quiero destacar la importancia de la figura de mi padre en mi vida. Siendo la única chica después de dos hermanos, él nunca me impuso límites y compartía su atención y apoyo por igual entre los tres. Nos desafiaba a todos de la misma manera, aventándonos del trampolín y alentándonos a creer en nosotros mismos. Su mensaje fue claro: si quieres alcanzar tus metas, fórmate un plan y trabaja paso a paso para lograrlo. Su influencia ha sido fundamental en mi crecimiento y en mi convicción de que el éxito es alcanzable con determinación y esfuerzo. 

    Si pudieras tener una cena con tres mujeres de tu industria, vivas o fallecidas, ¿quién estaría en tu lista de invitadas y qué pregunta clave les harías? 

    Desde mi perspectiva en Recursos Humanos, no limito la gestión únicamente a los aspectos específicos de la administración de recursos humanos en una empresa. En mi enfoque amplio, considero que un entrenador también debe poseer habilidades de gestión, liderazgo y ser capaz de manejar a su equipo. Por ello, ampliaría el espectro y destacaría a una futbolista como Megan Ryan del equipo de Estados Unidos, quien desempeñó un papel crucial en la lucha por la equidad salarial entre el fútbol masculino y femenino en ese país. Me intriga saber cómo logró negociar con hombres y alcanzar la equidad salarial sin recurrir a paros o manifestaciones en las calles, sino mediante el diálogo y negociación en la mesa. Considero que esta estrategia es relevante en la actualidad, en un mundo polarizado y dividido. Mi segunda elección sería Angela Merkel, la primera canciller de una potencia después de Margaret Thatcher. Me interesa conocer cómo logró transformar Alemania y manejó los desafíos, incluyendo sus problemas de salud y cómo pudo llevar una vida paralela. La tercera figura, la directora de recursos humanos en Chile para toda Latinoamérica de Walmart, me impactó por su pasión y energía durante una sesión en la que participé. Me gustaría explorar cómo logró llegar a su posición y cómo maneja la complejidad de gestionar recursos humanos a nivel regional. Estas tres mujeres serían mis elecciones para obtener perspectivas valiosas en el ámbito de Recursos Humanos. 

    Si tuvieras la capacidad de enviar un mensaje al «yo» que empezó en Recursos Humanos hace 10 años, ¿qué consejo te darías a ti misma? 

    Le diría que siga siendo persistente y que las cosas llegarán, que aprenda mucho de los errores. Uno se equivoca todos los días, pero si no aprende, no vale la pena. Entonces, mejor recuerde lo más posible de los errores que cometió para seguir creciendo y que lo logrará. Con trabajo y enfoque se logran las cosas. 

    Sí pudieras tener un superpoder relacionado con tu trabajo en Recursos Humanos, ¿cuál elegirías y cómo lo usarías para impactar positivamente en el entorno laboral? 

    Me encantaría poseer el superpoder de comprender los pensamientos y sentimientos de las personas durante una conversación o entrevista. La habilidad de discernir si lo que expresan es realmente lo que sienten y desean, así como asegurarme de entender sus necesidades, sería invaluable. Utilizaría este superpoder para mejorar nuestra comunicación, cultivar la empatía y ofrecer un apoyo más efectivo. Sería una herramienta fundamental para ayudarnos mutuamente a crecer, comprendernos mejor y superar cualquier problema que puedan enfrentar, permitiéndoles confiar en mí para dar el siguiente paso hacia soluciones significativas. 

    ¿Te consideras una mujer que inspira? ¿Por qué? 

    Actualmente, no estoy segura de poder afirmar que soy una mujer que inspira, pero sí puedo decir que me esfuerzo por dejar una marca en los demás. Aunque la inspiración a menudo se asocia con temas más románticos, creo que puedo ser una fuente de inspiración al apoyar, dejar una huella, ser un ejemplo coherente y respaldar a otras mujeres.

    ¿Quién es Azucena? 

    Nombre completo: Azucena Noriega García Justo. 

    Profesión: Contadora Pública y Master en Business Administration. 

    Cargo: directora de Recursos Humanos y Comunicación. 

    Empresa: Zurich Santander Seguros México. 

    Nacionalidad: mexicana de ascendencia española. 

    Signo del zodíaco: Escorpio. 

    ¿Dónde vives?: Ciudad de México. 

    ¿Tienes hijos?: no. 

    ¿Mascotas?: Dos beagles, Sidra y Zizou. 

    Comida favorita: Hamburguesas. 

    Edad: 45. 

    Hobbies: Soy fanática del fútbol, del Real Madrid. Amo pasar tiempo con mi familia, mis mascotas, me gustan las series y el cine. Hago running, corro maratones.  

    UN POCO DE ROCK  

    Si tu vida fuera una canción de rock, ¿cuál sería el título?:  

    ¿Cómo te describirías en una frase?: Arrepiéntete de lo que haces, no de lo que no haces. 

    Película o serie favorita: Friends. 

    Si pudieras tener una conversación con cualquier figura femenina histórica, viva o fallecida, ¿a quién elegirías?: Cleopatra.  

    ¿Palabra clave que describa tu estilo de liderazgo?: cercana.  

      

    ARTÍCULOS RELACIONADOS

    DEJA UNA RESPUESTA

    ¡Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    spot_img

    SEGUINOS EN REDES SOCIALES

    spot_img

    MÁS LEÍDOS