miércoles 28 febrero 2024
Más
    HomeEmpowermentLuciana Taborda: "Las oportunidades dignifican y cambian realidades”  

    Luciana Taborda: «Las oportunidades dignifican y cambian realidades”  

    “Buscamos mejorar las oportunidades de inserción laboral en las personas trans”, dice el slogan de https://contratatrans.org/, a donde Luciana Taborda ejerce el cargo de Coordinadora, Recruiter Analyst/process improvement.

    La misma página arroja otros datos que nos invitan a la reflexión: el 60% de las personas trans ejerce la prostitución o el trabajo sexual como única alternativa de subsistencia; la expectativa de vida de las personas Trans es de 40 años; y el 70% nunca fue a una entrevista laboral luego de asumir su identidad de género. “La ignorancia y el desconocimiento sobre la diversidad, es el principal problema en la discriminación” reconoce.    

    Hoy, con 39 años, Luciana, es un ejemplo de resiliencia. Ella pudo y sabe que, en base a la lucha del Colectivo Trans y a que hoy este tema tiene visibilidad porque está en la agenda política, hay una luz que comienzan a ver personas TTNB. El camino es arduo, no es fácil, pero es el que están transitando en busca del reconocimiento: “Todes deberíamos tener una oportunidad de trabajo, porque el trabajo es un derecho que nos cambia la vida”. Aquí la historia de Luciana Taborda.    

    ¿Cómo te definirías? ¿Quién es Luciana?  

    Independientemente de cómo me defino yo, creo que es mejor definir la lucha del Colectivo Trans, que es la dignificación de lo que somos como personas. El ser hoy yo la cara visible de un programa, ocupar un espacio, es una forma de resistencia desde una construcción positiva y empezar a entender que las posibilidades y los caminos tienen que ser aplicados a todo el mundo, independientemente de las identidades que cada persona posea. Sería individualista de mi parte decir cómo me siento yo, porque una lucha colectiva no nace de un mérito propio. La visibilidad que tengo hoy, mi cambio de vida es algo que se fue construyendo durante mucho tiempo y que hace que hoy muchas personas trans sean parte de una realidad que históricamente nos fue negada.  

    ¿Y por fuera del colectivo o la causa en la que trabajás, quién es Luciana?  

    Soy una persona con valores, que intenta generar causas justas en muchísimos aspectos y creo que eso es lo que me define como persona. La empatía y los valores es algo que no negocio y me representa todo el tiempo.  

    ¿Sentís que has roto el techo de cristal?   

    No, para nada, yo siento que todavía faltan romper un montón de estructuras. Ocupo un cargo, un puesto, un rol, pero todavía falta mucho por construir. Gracias a tener temas de agenda política que antes no se visibilizaban ni tampoco fueron abogados, y a la lucha y resistencia de diversos movimientos, hoy por hoy vamos camino a un cambio estructural sistémico. 

    Cuéntanos un poco de tu camino laboral y cómo llegaste a Contratá Trans…  

    Mi camino en Contratá comenzó gracias a Martina Ansardi (ex directora del programa), una compañera de la vida.  Allá por 2021 me convocó para poder dictar capacitaciones en Contratá Trans, apostando a que podía hacerlo y abriéndome una puerta inmensa a lo que hoy soy y represento. 

    En ese momento, venía de una realidad precaria: no tenía trabajo, me dedicaba al trabajo sexual y trabajos de colorista capilar, no tenía otra manera de subsistir. Dentro del colectivo Travesti/Trans nos caracteriza esa hermandad en la que construimos familia. Al asumir nuestra identidad de género, solemos perder vínculos de filiación y nos toca construir otra realidad.  


    ¿Tenías ganas de reinsertarte en el mercado laboral, de oficina?  

    Me había olvidado de lo que es y representa un empleo formal y continuo. Luego de asumir mi identidad de género, sinceramente nunca tuve la valentía de postularme a un empleo. La vida fue muy violenta conmigo y no quería exponerme a más hostilidad. 

    Hoy por hoy existen áreas de HR como selectores muy hostiles con las identidades Trans. Debemos demostrar que contamos con las aptitudes y capacidades necesarias para ocupar un puesto de empleo, pero además debemos demostrar que podemos por nuestra identidad. 

    ¿Alguna experiencia que quieras compartir respecto a la discriminación que hayas sufrido en el ámbito laboral?  

    Tengo varias sinceramente, pero quizá las más resonantes es la comunicación de una empresa con el discurso de “tu estética no representa los valores y cultura de la organización«, y posteriormente me invitaron a retirarme, sin importar la excelente performance que me caracterizaba. 

    Otra fue en una empresa en la que presenté un plan de acción integral para cambios estratégicos del área de HR. Si bien la persona que me convocó confió en mis capacidades, en el resto de los integrantes pesó más mi identidad que mi estrategia en la que trabajé arduamente. Cuando tuvimos la reunión, entré yo y no pasaron 5 minutos que se levantaron todos ¡Imaginate!… Ahí desistí de toda búsqueda laboral.  

    Recientemente, tomaste la posición de Coordinadora Integral en Contratá Trans ¿Qué significa para vos este nuevo rol?  

    ¡Muchísimo! Como punto central, un compromiso y responsabilidad de cara al Colectivo TTNB. Tenía muchísimo miedo de ocupar el rol y lo sigo teniendo, pero siento que es un desafío a mí, a mi historia, pero es necesario para demostrar que, aunque las puertas se cierren, nunca dejen que sigan creciendo las alas, vuelen alto, que se llega, se llega…

     Me encantaría que todas y cada de las personas que apuestan al programa accedan a diversas oportunidades de empleo, que puedan elegir las posiciones en las que les gustaría trabajar. 

    Como programa nos queda un desafío importante que es posicionarlo y generar todas las acciones necesarias para lograr muchas inserciones laborales. Para ello, contamos con un maravilloso equipo de trabajo conformado exclusivamente por personas Trans que brillan con luz propia y que conocen más que nadie las necesidades de la población y qué focos son claves trabajar para más inclusión laboral genuina y sostenible en el tiempo. 

    ¿Cuáles son los desafíos en torno a la diversidad en espacios laborales? 

    El principal desafío es el de la ignorancia, y no lo digo ni peyorativamente ni con maldad. Muchas personas somos ignorantes respecto a la diversidad y esa ignorancia hace que se generen discriminaciones constantes, casi naturalmente, porque se replican modelos con los que te criaste. Desde el programa luchamos en dar a conocer y a entender la importancia de trabajar con equipos diversos, que te aportan visiones diferentes del mundo. En la vida hay una gran gama de colores y son esos colores hermosos los que llevamos las personas trans a las empresas. Nuestros talleres de sensibilización abren la mirada y todos pueden trasladar eso a sus entornos. Nos ha pasado que hemos tenido sensibilizaciones en empresas y luego nos han escrito padres contando que alguien en su familia está empezando un proceso de transición y pidiéndonos ayuda ¡Es maravilloso! Ponemos foco en las empresas porque sentimos que es el lugar a donde históricamente las identidades trans fueron negadas y donde el sesgo sigue siendo muy importante. Romper con esas estructuras, es algo que va a empezar a cambiar el entorno laboral. 

    ¿Cuál fue la evolución en la contratación de personas trans?

    En retrospectiva, hubo crecimiento porque hoy hay agenda, se empieza a dar a conocer la problemática del Colectivo Trans. Tenemos visibilidad. Hay un interés de querer cumplir con una política de no discriminación, que es súper positivo y nos encontramos con una sociedad que va avanzando en lo que es Argentina o Bs As. Sin embargo, actualmente hay mucha discriminación en el resto del país y negación de derechos en el mundo. Por mencionar algo relevante, las identidades Trans están prohibidas en 73 países/estados y 13 castigan con pena de muerte.

    Hoy en CT tenemos un equipo altamente capacitado que fue reconociéndose y modificando procesos constantemente para así lograr estar a la altura de las demandas de las necesidades de las empresas con las cuales trabajamos diariamente en post de la igualdad y equidad de género. 

     ¿Qué cambios podés ver en la persona trans que consigue un trabajo?  

    Se abre un abanico gigante. El caso más resonante de una contratación que me acuerdo fue de una chica colombiana que recién estaba empezando su proceso de transición y se acercó a Contratá buscando ayuda. Hoy trabaja en una ONG, en el área de Comunicación y tiene su propia oficina. Te cambia todo: saber que todos los meses vas a tener un sueldo, obra social, aguinaldo, vacaciones… Lo que te cambia es que tenés una oportunidad, que podés pensar una realidad diferente y contás con un respaldo. Un empleo genuino y sostenible en el tiempo te cambia la visión de la vida. Nuestras identidades no son valoradas en un montón de espacios y sentir que te valoran en un entorno laboral, te fortalece de confianza en vos, te hace creer en lo podés lograr. 

    ¿Cómo impactó la ley de cupo trans?  

    Un montón. Fue el puntapié para tocar el tema de las identidades trans. La ley vino a reparar un poquito todo lo que veníamos sufriendo, vino a demostrar que lo que queríamos era una oportunidad de poder trabajar, de poder hacer realidad el saber que podemos sentarnos en una oficina a trabajar.  

    ¿Cómo unís tu propósito personal con el laboral?  

    Mi misión es poder replicar más historias como las mías, que tengan las mismas oportunidades. Amo mi trabajo, me nutre todos los días y aprendo todo el tiempo. Puedo decir que soy plenamente feliz a nivel personal, pero más aun sabiendo que puedo abrir nuevas puertas y que no queda en un logro netamente personal. 

     ¿Con qué mundo soñás en términos de igualdad?   

    Con que muchísimas personas TTNB ocupen puestos de trabajo, ver realidades de personas sin sesgos, pero en todas las poblaciones marginadas como discapacidad, racismo, vejez, etc. Me encantaría un mundo sin etiquetas y con valores de construcción social. 

    Creo que es tan loable focalizarnos en nuestra propia realidad, construir y ser mejores. Hay que aprender que las personas son y van a seguir siendo. ¿Cómo ayudamos a que ese mundo sea así? Primero respetando y empatizando con las demás personas, lo demás se va a dar naturalmente. 

    LEY DE CUPO TRANS  

    El 24 de junio de 2021 se promulgó la Ley 27.636, de Acceso al Empleo Formal para personas Travestis, Transexuales y Transgéneros «Diana Sacayán-Lohana Berkins», que establece un cupo mínimo de 1% de los cargos y puestos del Estado Nacional para esta población.   

      

    ARTÍCULOS RELACIONADOS

    DEJA UNA RESPUESTA

    ¡Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    spot_img

    SEGUINOS EN REDES SOCIALES

    spot_img

    MÁS LEÍDOS