martes 28 mayo 2024
Más

    She Leads

    El inicio de la colaboración entre Pía  Bazzolo, VP de Recursos Humanos de Intcomex, y Denise Dziwak, Founder y CEO de Flourish Corp, estuvo marcado por una historia conmovedora. En memoria de su amiga Nia, estas dos mujeres lograron algo significativo juntas. A pesar de la tristeza por la pérdida de Nia y las circunstancias personales que enfrentaban ambas en ese momento, la semilla estaba plantada. Más adelante, el llamado para honrar la memoria de Nia resonó fuertemente, y así surgió el movimiento que daría lugar al evento “She Leads”.

    Al concluir el inspirador evento en la ciudad de Panamá, el pasado 22 de noviembre, a donde rockearon Flourish Corp, PDA, y Rocking Talent, Pía y Denise contemplan el impacto que esperan haber dejado en la comunidad y en las mujeres participantes. Más allá de ser una experiencia, aspiran a iniciar un diálogo persistente, a provocar un movimiento que impulse a la gente a cuestionar y desafiar las normas establecidas. Su objetivo va más allá de empoderar a mujeres individuales; buscan catalizar un cambio colectivo que desafíe las limitaciones impuestas por una sociedad arraigada en estereotipos de género. Este dúo de chicas empoderadas anhela que las mujeres se perciban a sí mismas como protagonistas, no víctimas, dando así inicio a un nuevo capítulo en el empoderamiento femenino.

    Chicas queremos conocerlas un poco más, cuéntenos su historia y ¿cómo se conocieron?

    Pía: Hace dos años, nos cruzamos por primera vez gracias a nuestra amiga Nia, quien nos presentó durante una agradable reunión en su casa donde compartíamos unos drinks. Fue en ese momento cuando entablé una conversación con Denise, me compartió a cerca de lo que hacía con “Flourish”  y compartí mi compromiso en buscar, apoyar y empoderar a mujeres para que confíen en su liderazgo. La conexión se intensificó porque ambas estábamos inmersas en esta causa y Nia solía decirnos que debíamos trabajar en algo juntas, desafortunadamente nuestra amiga falleció debido a un cáncer repentino que se la llevó en poco tiempo.

    Denise: El inicio de nuestra conexión está estrechamente ligado a Nia. Recuerdo claramente sus palabras motivadoras cuando me dijo: «Necesitan conocerse, debes conocer a Pía. Creo que podrían lograr algo significativo, juntas, algo grande.  Lo que haces es muy importante». Desafortunadamente, quedó pendiente que profundizáramos nuestra relación después de su fallecimiento. Pía también estaba atravesando un divorcio en aquel entonces, quizás no era el momento propicio, pero más adelante, al conocernos mejor, recordamos esas palabras. Para mí, fue como un llamado de nuestra amiga, instándonos a no solo hacer algo en su memoria, sino a dedicarnos a algo significativo para nosotras y nuestra misión conjunta.

    ¿Cómo se da ese punto de partida para comenzar a tomar acción?

    Pía: Denise dio el paso decisivo, y lo que realmente me motivó fue su enfoque al decir: ‘Hagámoslo desde el recuerdo feliz de Nia‘. Aunque aún me afecta profundamente y me frustra, ya que estoy muy enojada por la situación, Denise optó por la perspectiva de la alegría. Nos reunimos para tomar un café, entablamos una conversación, y ambas llegamos a la conclusión de que debíamos hacer algo por las mujeres líderes y madres. En el pasado, lideré un círculo llamado ‘Lean In‘, que estaba compuesto por mujeres trabajadoras y madres, pero lamentablemente no avanzó más allá de eso. Ambas coincidimos en que era imperativo actuar, y aunque personalmente no lo materialicé, Denise tomó la iniciativa una vez más y creó ‘She Leads‘. Estoy agradecida de que me llamara nuevamente para participar; me encantó la experiencia y ella lideró el proyecto con dedicación incansable. Considero que este es solo el comienzo de algo realmente grande que lograremos juntas. En resumen, mi gratitud hacia Nia y Denise es inmensurable. ¡No puedo evitar emocionarme!

    Denise: ¿Sabes qué pasa? En un momento, me entró la duda: ¿Será que va a funcionar? Pero yo sentía constantemente e internamente como un mensaje que me nos decía: Háganlo. No era necesario estructurarlo demasiado y, desde el primer momento confié, plenamente. Juntas elaboramos una presentación de manera espontánea. La facilidad para trabajar en equipo fue innata, quizás porque compartimos valores y una misión común. Fue beneficioso para ambas entender que ambas buscamos lo mejor no solo para nosotras sino también para los demás. Estábamos comprometidas con el servicio, lo que hizo que todo fluyera con facilidad. Aunque fui quien te llamó, agradezco enormemente que hayas asumido el riesgo. Pía me preguntó: ¿Quieres que aporte algo? Sí, llama a más personas, le dije. Sin embargo, no era una exigencia del tipo si no lo haces, no participas, sino más bien confiar en que juntas somos más fuertes. Estoy profundamente agradecida, y sé que esto es solo el comienzo. Ya estamos discutiendo el próximo paso porque la demanda de la gente es evidente: quieren más.

    ¿Pueden compartir algún desafío que hayan enfrentado?

    Pía: Lo crucial aquí en Panamá es que el país se enfrenta a una arraigada mentalidad machista, y esta cultura sigue siendo un desafío para muchas personas. Ser una mujer profesional y madre no siempre es bien recibido. Enfrentarse a estas construcciones sociales que abarcan todo un país es una verdadera lucha, pero hay un fuerte deseo de cambio. El dilema radica en que aún no ha surgido una iniciativa concreta. Aunque existe un movimiento destacado de mujeres emprendedoras con el lema de ‘nosotras al poder’, aún no se aborda completamente desde una perspectiva que abarque tanto la carrera profesional como la maternidad, o el liderazgo empresarial. Creo que eso es lo que enfrentamos, y es precisamente lo que Denise y yo compartimos. Como ella también mencionó, actualmente lidera una empresa y ha trabajado previamente para una multinacional, enfrentando las complejidades de ser madre. No se trata solo de romper el «techo de cristal», como ella lo describía; implica ser madre y desafiar las normas sociales existentes. Esta conexión es lo que nos une profundamente, ya que ambas compartimos la misma visión y misión al respecto.

    Denise: Esto realmente me indigna, aunque personalmente me siento feliz. La indignación surge ante cualquier limitación a mi libertad y a mi capacidad de ser quien deseo ser. Ser juzgada y rechazada forma parte de los estereotipos y sesgos de género, algo en lo que he destacado y considero esencial en la dinámica de género e identidad. Nos construyen roles predefinidos como mujeres, y eso me molesta. Se nos permite ser emprendedoras, pero con restricciones; no de la misma manera que yo, que busco generar ingresos equiparables a aquellos en niveles corporativos, sino más bien como una emprendedora que no alcanza una facturación significativa y sostenible a largo plazo. ¿Y qué ocurre entonces? Se nos niega acceso al capital, ya que menos mujeres tienen esa oportunidad en comparación con los hombres. Nos asignan un lugar predefinido: «Juega en este espacio, ven, te damos este rincón», porque supuestamente es más compatible con la maternidad, como si aún debiéramos cumplir con el rol tradicional esperado. La frustración radica en que queremos alcanzar otras metas y crecer de formas distintas.

    Habiendo concluido She Leads, ¿cuál es el impacto que esperan que haya dejado en la comunidad y en las mujeres que participaron?

    Pía: Literalmente, buscamos iniciar un diálogo, crear movimiento, incitar a las personas a cuestionar las cosas, a no aceptarlas simplemente porque así son. Anhelamos que la gente comience a preguntarse y a desafiar las normas establecidas. Otro aspecto fundamental para mí, que siempre cito a alguien que admiro, Hoffmann, un argentino que, entre todas sus hazañas, propone algo impensable: ‘O eres víctima o eres protagonista’. Este mantra ha sido el lema de mi vida. Cada vez que me encuentro con una situación que me enoja, me frustra o no puedo resolver, me pregunto: ‘Pía, ¿te percibes como víctima o como protagonista?’. Quiero que las mujeres adopten esta mentalidad. Recientemente, una mujer se me acercó diciendo: ‘Soy la única mujer y la más joven en un grupo de hombres, ¿qué hago?’. Mi respuesta fue sencilla: ‘¿Te consideras víctima por ser mujer y la única en ese grupo, o eres protagonista al llevar tu valía independientemente de tu género?’. Es hora de utilizar las herramientas a nuestro alcance para ser protagonistas. Esa es la perspectiva que deseo que las mujeres comiencen a comprender. No podemos sentarnos a lamentarnos por no obtener un lugar; ¡vamos, tenemos todo a nuestro favor!

    Denise: Sí, y me gustaría añadir a eso el concepto de protagonismo colectivo. Porque ser protagonista no implica enfrentar tus desafíos en soledad, y como mujeres, hemos internalizado la idea de tener que lidiar con todo por nosotras mismas. Pero no, ya que nosotras no creamos la problemática, y no podemos resolverla mujer por mujer. La solución radica en abordarla juntas, como un colectivo de mujeres, con el respaldo de aliados de todos los géneros. Este enfoque es crucial, ya que, si situamos a la mujer en el ámbito del individualismo, nos será imposible avanzar conjuntamente.

    ¿Podemos esperar a futuro una nueva edición del evento?

    Denise: En cierto momento, le comenté a Pía: ‘Comenzamos con un restaurante y seguimos con un estadio’. La idea es expandirnos, crear una congregación más amplia de personas, fomentar una mayor colaboración, ofrecer más opciones y oportunidades de aprendizaje para que todas tengamos un espacio más amplio.

    Pía: Creo que ya lo dijiste todo, para mí, ahí está el nuevo enfoque. Empezamos con un restaurante y terminaremos en un estadio. Esa frase lo dice todo.

    ¿Quién es Denise?

    Nombre: Denise Dziwak.

    Apodo: Den.

    Profesión: CEO.

    Cargo y empresa: Founder y CEO de Flourish Corp.

    Nacionalidad: argentina.

    Edad: 44.

    Hijos: tres hijos.

    Mascota: dos.

    Comida preferida: El helado.

    Deporte favorito: Correr y hacer Yoga.

    Hobbies: Me gusta leer novelas de mujeres históricas, ver series de Netflix y películas, me gusta cantar, bailar y actuar, viajar.

    Prenda de ropa preferida: Shorts y camisas sin mangas.

    Una palabra para definirte: Pasión.

    Cantante o banda de música: Me gusta mucho los musicales de Disney.

    ¿A quién admiras?: Admiro a una de mis profesoras del doctorado, Anabelle, y alguien histórica…. Juana de Arco y toda mujer que buscó la libertad. También admiro a Deepack Chopra desde la parte espiritual.

    ¿Qué significa para vos ser una líder? Sacar constantemente de mi vida lo que no me permite ser libre para hacerme cargo de lo que quiero manifestar en mi vida. Consciencia, libertad y responsabilidad.

    ¿Quién es Pía?

    Nombre: María Pía Bazzolo.

    Apodo: Pitu.

    Profesión: Recursos Humanos.

    Cargo y empresa: VP de Recursos Humanos de Intcomex.

    Nacionalidad: argentina.

    Edad: 42.

    Hijos: dos hijos.

    Mascota: una.

    Comida preferida: Ñoquis.

    Deporte favorito: Pádel.

    Hobbies: Principalmente viajar y comprar ropa.

    Prenda de ropa preferida: Vestidos.

    Una palabra para definirte: Diversión.

    Cantante o banda de música: Me gusta el pop.

    ¿A quién admiras?: Sandy Salberg, solía ser la COO de Facebook, y a cualquier mujer que sea mamá y profesional.

    ¿Qué significa para vos ser una líder? Significa poder hacerme cargo de mi propio destino y acompañar a otros en el proceso.

    ARTÍCULOS RELACIONADOS

    DEJA UNA RESPUESTA

    ¡Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    spot_img

    SEGUINOS EN REDES SOCIALES

    spot_img

    MÁS LEÍDOS