Free Porn
xbporn
lunes 15 julio 2024
Más
    HomeManagementHernán Schuster: Rockeando con el fracaso 

    Hernán Schuster: Rockeando con el fracaso 

    Founder y CEO de Spiquers, Hernán Schuster acaba de estrenar el libro “Cómo fracasar con absoluto, rotundo y total éxito”. Una invitación a tomar el fracaso como el mejor aprendizaje. 

    Hernán Schuster es un tipo de palabra. Podríamos decir que un Rockstar de la palabra. Tiene 3 hijos, una perra, vive en Tigre y en su vida, por lo menos hasta los 44 años que tiene hoy, probó de todo: es Licenciado en Administración de la UBA, hizo deportes varios –no brilló en ninguno-, es bartender, estudió standup, teatro e incluso magia casi tres años. En 2015, después de haber pasado por varias multis en múltiples países, decidió emprender. Y fracasó. Ese fracaso y tantos otros le marcaron la vida, pero para bien. Hoy este hombre que se define como “todólogo”, es Founder y CEO de Spiquers,  y acaba de estrenar su primer libro Cómo fracasar con absoluto, rotundo y total éxito.

     

    ¿Cómo dirías que fue el camino de Hernán hasta llegar a quién sos hoy? 

    Soy un bicho de multi, empecé trabajando en los veranos de cuarto y quinto del año, para juntar plata y poder hacer mis cosas. Descubrí el marketing y me fascinó, así que conseguí una pasantía en Nestlé de 3 meses, que se convirtieron en 12 años de carrera, primero en Argentina, luego en Chile, Suiza y Colombia. Fueron 8 años afuera. Luego volvimos a la Argentina con mi mujer, y si bien la propuesta era volver a expatriarme, ya no tenía ganas. Me fui de Nestlé súper bien, aunque yo lo viví como un fracaso, sobre todo porque no quería ingresar en otra compañía y volver a empezar. Yo quería cambiar de rubro, irme hacia la tecnología y entretenimiento, pero todas las propuestas eran para ir a vivir afuera. En un momento me decidí emprender, y nació la idea de unir oradores con empresas, crear una plataforma que una speakers con compañías. 

    ¿Y cómo surgió esa idea?  

    Fue mucha casualidad. Al haber vivido tanto tiempo afuera había perdido contacto con mucha gente, entonces empecé a hacer café congentismo, y me propuse tomar todos los días un café con gente distinta para ver qué estaba pasando. En una reunión lo voy a ver al periodista Claudio Destéfano y me cruzo con Felipe Pigna, y Claudio me cuenta que lo había ido a ver porque quería que lo ayudara a mover sus charlas en empresas. “Vos que estás al pedo, venís del marketing y tenés contactos con empresas, me ayudás?”, me dijo Claudio. Obvio que le dije que sí, y si bien en ese momento no funcionó, eso me hizo pensar en que este hombre que vende miles de libros, le va bárbaro, pero necesita que lo contacten con empresas. Acá pasa algo pensé. Y ahí me propuse ser como un canal mayorista que le provee speakers a las empresas.  

    ¿Llegó el éxito con eso, o el fracaso? 

    Otro fracaso. El plan en ese momento era divino, pero la realidad fue otra, todos pateaban la cosa para más adelante. En un momento me quedé sin nafta, me fundí. Y ahí, a los 35 años, le tuve que pedir a mis papás que me ayudaran… fue mi mayor fracaso, pensé que iba a ser el próximo Steve Jobs y no. Fue un desastre, me costó mucho y gracias a mis viejos pude seguir adelante impulsando esto. En ese momento fui a ver un montón de charlas y todos hablaban de sus emprendimientos y el éxito que habían tenido. Y yo me sentía cada vez peor, hasta que descubrí un ciclo de charlas mexicanas que hablaban del fracaso. Me pareció súper interesante y empecé a organizar esas charlas a fines del 2015. Hablando de fracasos, fue un gran éxito.  

    Lanzaste el libro “Cómo fracasar con absoluto, rotundo y total éxito”, ¿por qué decidiste escribir y qué te gustaría dejar? 

    Escribir también llegó por absoluta casualidad, alguien que vino a un evento, trabajaba en una editorial y propuso un libro que hable del fracaso, y me invitó a escribir. Si bien no era especialista en escribir, me gustó la idea y propusimos cubrir el fracaso desde diferentes ángulos: crianza y educación, neurociencia, emoción, psicología, filosofía, conversaciones, hábitos, deportes… y sumé 13 historias que me parecían buenísimas para mostrar casos de gente exitosa que se había equivocado bastante en su carrera.  

    Lo que busco es desmitificar y resignificar esa idea que tenemos del fracaso como algo negativo. Si podemos aprender de esas cosas que no salen tal como esperamos, y es un proceso, vamos a estar mucho mejor preparados para volver a intentar con más sabiduría.  

    A nadie le gusta fracasar, y de hecho la palabra es fuerte. ¿Cómo nos preparamos para fracasar la menor cantidad de veces posible? 

    La definición de la RAE es horrible. Pero lo primero que tenemos que entender es que no tenemos un marco de tipos de fracaso. No es lo mismo ponerle un huevo de más a un bizcochuelo que estrellar un avión con 200 personas. Son fracasos diferentes con consecuencias diferentes. Hay fracasos que tenemos que minimizar, y hay otros inteligentes, en los que nos tenemos que meter a explorar cosas. En esos fracasos inteligentes está el aprendizaje. No está bueno fracasar, es doloroso, pero todo proceso de innovación conlleva una probabilidad bastante alta de que las cosas no salgan como esperabas, y tenés que estar dispuesto a que eso suceda.  

    ¿Con qué tres cosas nos vamos a encontrar en el libro? 

    Está escrito desde un tono muy cercano, muy humano, lo pensé como una conversación con el lector. No es pomposo ni pretencioso, tiene mucho humor, tiene historias de gente que seguro conocés como Ricky Sarkany, el chef Christophe, Inés Bertón, Evelina Cabrera, Fer Metilli… bueno hay un montón, gente muy copada que es súper exitosa que cuenta esas cosas que no se suelen contar. Te vas a divertir, vas a aprender y sobre todot te va a ayudar a ver el fracaso desde otro punto de vista, cambiando esa percepción negativa que solemos tener y pasando a verlo como una oportunidad en un camino hacia el éxito.

    ¿Quién es Hernán? 

    Nombre completo:  Hernán Schuster. 

    Apodo:  No tengo. 

    Profesión: Licenciado en Administración, con un MBA (UCEMA) y un posgrado en Coaching Organizacional (Universidad de San Andrés). 

    Cargo: Founder & Ceo (Chief Everything Officer) de Spiquers 

    Empresa: Spiquers. 

    Nacionalidad: argentino. 

    Signo del zodíaco: Escorpio.  

    ¿Dónde vives?: Tigre, Buenos Aires. 

    ¿Tienes hijos?: Ian, de 19 años, Tom de 15 y Uma de 12.  

    ¿Mascotas?: Perra que se llama Pinta.  

    Comida favorita: Milanesa napolitana con tortilla a la española. 

    Edad: 44. 

    Hobbies:  Estudié magia 3 años, soy bartender, buzo avanzado, he practicado todos los deportes, hice teatro, standup… y en todos fracasé con total éxito. 

    Tu lugar favorito: Donde esté mi familia. 

    UN POCO DE ROCK 

    ¿Cómo te describirías en una palabra?: Todólogo. 

    Libro favorito (no vale el tuyo): La rebelión de Atlas… 

    Banda de música o género favorito: Rock Nacional, los Auténticos Decadentes fue la banda que más fui a ver en mi vida. 

    Si pudieras elegir una persona para tener una charla, ¿a quién elegirías?: A Thomas Alva Edison, un súper inventor. 

    ¿Cuál fue tu mayor fracaso?: Fundirme cuando comencé a emprender.  

    ARTÍCULOS RELACIONADOS

    DEJA UNA RESPUESTA

    ¡Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    spot_img

    SEGUINOS EN REDES SOCIALES

    spot_img

    MÁS LEÍDOS