test
miércoles 19 junio 2024
Más
    HomeManagementJonathan López: Director de orquesta.

    Jonathan López: Director de orquesta.

    Jonathan López, un apasionado Licenciado en Negocios Internacionales y residente de Huixquilucan, México, se desempeña como Senior HRBP – Strategy & Analytics de Aeroméxico.  

    En un mundo empresarial que abraza la tecnología y la innovación, la gestión de recursos humanos se ha transformado en una sinfonía de métricas y bienestar de los colaboradores. Hoy nos adentramos en la mente visionaria de Jonathan. Con su enfoque en el equilibrio entre métricas y enfoque en las personas, este amante de los tacos al pastor y la naturaleza ha demostrado que la cultura organizacional y el bienestar de los colaboradores son clave para el éxito de cualquier organización. En una entrevista con www.rockingtalent.com  exploramos su perspectiva sobre la inteligencia artificial aplicada en Recursos Humanos y cómo esta revolucionaria herramienta puede impulsar el desarrollo y el liderazgo en un mundo en constante cambio.

    Jonathan, cada persona que pasa por Rocking Talent tiene una historia única. Cuéntanos la tuya, ¿quién eres y qué te inspira? 

    Me encanta esa pregunta. En mi caso, mi mayor fuente de inspiración es, sin duda, mi esposa. Su insaciable curiosidad por el mundo y las cosas que le apasionan ejerce una influencia inmensa en mí. Cuando ella me comparte su entusiasmo por un tema que ha descubierto, mi propio interés se enciende de inmediato. A menudo, este interés mutuo desencadena un proceso creativo en el que comienzo a explorar y experimentar con las ideas que me ha transmitido, incorporándolas a mi propia experiencia. Nuestra conexión se forjó en la universidad, cuando asistía a sus clases mientras ella estudiaba mercadotecnia. En aquel entonces, mientras discutíamos conceptos como el diamante de las fuerzas de Porter para analizar el benchmarking en negocios, yo ya estaba inmerso en el programa de talentos de mi primera empresa, DHL. Fue en ese momento cuando surgió la idea de aplicar este enfoque al desarrollo de un programa de benchmarking para comparar el funcionamiento de nuestros programas de talento y el centro de llamadas. Esta es solo una muestra de cómo su influencia constante ha impulsado mi creatividad y mi enfoque disruptivo en numerosas situaciones. Y sí, debo admitir que esta conexión también ha aportado su dosis de romanticismo a nuestra historia. 

    ¿Cómo surgió tu interés por el campo de Recursos Humanos? 

    Comencé mi trayecto profesional en DHL en México al unirme a su programa de talento. En aquel momento, mis estudios se centraban en negocios internacionales, y mi pasión estaba en las finanzas y la logística. Después de un exitoso proceso de selección que me permitió conocer a individuos excepcionales, recibí la noticia de que me asignarían al departamento de Recursos Humanos. Imagina mi sorpresa: yo, estudiando negocios internacionales y enfocado en finanzas, enfrentándome al desafío de Recursos Humanos. Sin embargo, opté por aceptar la oportunidad porque este programa de talento prometía rotaciones, y pensé que podría comenzar en Recursos Humanos y luego migrar hacia operaciones o finanzas. 

    Lo que no esperaba fue la inmensa cantidad de conocimientos y experiencias valiosas que adquiriría en ese rol, especialmente en áreas como desarrollo y reclutamiento. Mi colaboración con una brillante experta en impuestos y mi conexión con el director de Recursos Humanos resultaron fundamentales. Observar a estas personas abordar temas tan cruciales encendió mi pasión. Un punto crucial se dio durante una conferencia en la que el director de Recursos Humanos presentó el rol de Business Partner. Vi cómo manejaba cuestiones de operaciones de manera excepcional y lo admiraba mucho. Su enfoque no solo se centraba en la cultura, sino también en cómo impactaba en el negocio, los números y la motivación del personal. En ese instante, mi amor por el área de Recursos Humanos empezó a florecer. Trabajé más de cerca con los líderes, en las sucursales y estaciones de servicio, y quedé impresionado por cómo cuidaban a sus equipos. Un episodio memorable fue cuando uno de ellos sorprendió a su equipo con helados en una estación de entregas, lo que generó una gran emoción. Este evento consolidó mi convicción de que la motivación de las personas podía traducirse en resultados asombrosos, y comprendí que los aspectos racionales y emocionales no estaban en conflicto. A partir de ese momento, mi curiosidad y deseo de aprender más se dispararon, y afortunadamente, muchas personas a lo largo de mi trayectoria se tomaron el tiempo de guiarme en este fascinante viaje. 

    En la era de la tecnología y los datos, ¿cómo ha evolucionado la gestión de recursos humanos en tu experiencia? 

    Cuando enfrento desafíos en Recursos Humanos, reconozco la importancia de basar mis acciones en datos y análisis para tomar decisiones sólidas. Esto implica evitar la ambigüedad y respaldar nuestras estrategias con hechos concretos. Más allá de presentar cifras, es esencial comprender por qué suceden y proponer soluciones efectivas. Esta práctica sólida es fundamental en Recursos Humanos, ya que permite la toma de decisiones objetivas y el respaldo a líderes en la organización. La interpretación de datos, la comparación entre diferentes áreas y el enfoque en el impacto en costos son cruciales. Además, Recursos Humanos debe respaldar todas las iniciativas empresariales, desde cambios organizacionales hasta la gestión de datos y la atracción de talento, considerando siempre el aspecto humano y buscando mejoras en el desarrollo de los colaboradores, la remuneración y la retención del personal. 

    La cultura organizacional es como la canción insignia de una organización. ¿Cómo aseguras que la cultura organizacional esté en armonía con sus valores y metas? 

    Imagina que estamos en una orquesta, una sinfonía. Hay muchas personas trabajando juntas para lograr que se escuche una melodía increíble. Somos muchos, y como líder, ya sea en Recursos Humanos o en otras áreas, tienes una gran responsabilidad, que es recompensar los comportamientos que reflejan la cultura de la organización. Sin embargo, lo más importante es cómo influyen en los demás. Este es un punto clave, como un agente de cambio, de cómo impactan positivamente en las demás personas para que realmente absorban y adopten los comportamientos y la cultura que caracterizan a la organización. Puedes tener buenas intenciones como líder, pero si no logras establecer esa conexión, será como tener una pieza de dominó que no cae, y no lograrás que los demás se contagien. Entonces, depende de todos, pero el verdadero desafío radica en cómo logras que las personas abracen esa filosofía, la hagan suya, la expresen y, una vez que lo hagan, no seas simplemente el primer individuo que se levanta a cantar solo. Sean 2, 3, 4 personas, y créeme, después de 10, habrás generado toda una ola de cambio. Más personas se unirán, querrán ser parte de ello y seguir ese ejemplo. Querrán absorber la cultura, enfocarse en la seguridad, en los resultados, y mucho más. Así lo veo, generando una fuerte influencia en las personas para que ellas mismas ayuden a contagiar a los demás y transformar la cultura que tanto buscamos en diversas organizaciones. 

    En tu opinión, ¿cuál es el equilibrio adecuado entre métricas y enfoque en las personas? 

    Al evaluar los resultados, es crucial ir más allá de la frialdad de los números y considerar su impacto en la vida de nuestros colaboradores. A menudo, nos sumergimos en análisis exhaustivos y encuestas en el lugar de trabajo en busca de una comprensión profunda. Es fundamental no ver los indicadores como simples métricas a cumplir, sino como reflejos de los riesgos que enfrentan nuestros trabajadores o señales de mejoras en su calidad de vida, como la reducción de horas de trabajo, e incluso temas de remuneración. Sin embargo, no debemos depender exclusivamente de datos, ya que las estrategias que los sustentan suelen ser más complejas de lo que parecen. Tomemos, por ejemplo, el caso de proporcionar a los colaboradores información sobre el cuidado de su salud y la entrega de muestras de vitaminas. El reto real reside en comprender el verdadero impacto de estas acciones en el bienestar de nuestro equipo. Desde Recursos Humanos, consideramos que este desafío es importante, ya que, a pesar de tener acceso a datos y enfoques numéricos y financieros, no debemos perder de vista que todo esto se refleja en nuestras personas. Nuestros colaboradores, son el motor que impulsa el progreso en la organización, y su bienestar es esencial para su éxito y el de la empresa.  

    ¿Podrías terminar con alguna reflexión personal que quieras compartir? 

    Me gustaría concluir con una última reflexión. Tomando como ejemplo un concierto de Bob Marley que tuvo lugar tras un atentado, es similar en situaciones desafiantes, como pandemias o fusiones empresariales. La clave es mantenerse firme y continuar, cuidando de nuestro equipo. Aunque enfrentemos dificultades, debemos transmitir determinación y protección a las personas, ya que nuestro papel sigue siendo esencial, al igual que el de los líderes. 

    ¿Qué piensas de la inteligencia artificial aplicada en Recursos Humanos? 

    Imagina que, gracias a la inteligencia artificial, puedas recibir recomendaciones precisas acerca de los pasos esenciales que una persona necesita tomar para su desarrollo. Si bien la inteligencia artificial es una herramienta valiosa, es importante recordar que no puede hacerlo todo; se requiere una acción concreta para respaldar este proceso. Estas herramientas podrían proporcionarte información con afirmaciones como: Esta persona tiene el potencial para sobresalir en 3 años. La cuestión que surge es: ¿Cómo podemos brindar el apoyo necesario para que esta persona alcance su máximo potencial y esté lista para liderar una de nuestras estrategias? Esta pregunta ha estado rondando en mi mente durante los últimos meses. 

    ¿Quién es Jonathan? 

    Nombre completo: Jonathan Iván López Reyes. 

    Apodo:  John. 

    Profesión: Licenciado en Negocios Internacionales.  

    Cargo: Senior HRBP – Strategy & Analytics. 

    Nacionalidad: mexicano.  

    Signo del zodíaco: Sagitario.  

    ¿Dónde vives?: Huixquilucan, México.  

    ¿Tienes hijos?: dos hijos.  

    ¿Mascotas?: Una.  

    Comida favorita: Tacos al pastor.  

    Edad: 29. 

    Hobbies:  Me gusta salir a caminar en la naturaleza.  

    Tu lugar favorito: El bosque.  

    UN POCO DE ROCK 

    ¿Cómo te describirías en una frase?: Un gran poder, conlleva a una gran responsabilidad.  

    Libro favorito: El conde de montecristo.  

    Si pudieras tener una conversación con cualquier figura histórica, viva o fallecida, ¿a quién elegirías?: Phil Jackson, el ex entrenador de los Chicago Bulls y Los Ángeles Lakers. Me gustaría saber cómo hace para gestionar el talento.  

    Banda de música o género favorito: Guns’ n Roses.  

    Tu cable a tierra es…  Mi familia.  

    Si pudieras viajar en el tiempo, ¿a qué época te gustaría ir y por qué?: A la época de los sumerios, antes de cristo, porque empezaron a descubrir muchas cosas que hoy son básicas y elementales. 

    ¿Cuál es tu ciudad favorita? Ciudad de México.  

    ¿Qué contribución crees que haces para un mundo mejor?: Desde Recursos Humanos, impactar positivamente en la vida de una persona. Y la crianza de mis hijos también.  

    ARTÍCULOS RELACIONADOS

    DEJA UNA RESPUESTA

    ¡Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    spot_img

    SEGUINOS EN REDES SOCIALES

    spot_img

    MÁS LEÍDOS