sábado 18 mayo 2024
Más
    HomeEmpowermentPato Clark y Rafa Chaves: ¡Salud, por ellas!  

    Pato Clark y Rafa Chaves: ¡Salud, por ellas!  

    En el frenético mundo de la industria farmacéutica, donde las melodías de la ciencia, la medicina y los negocios se entrelazan, Pato Clark y Rafa Chaves son como las leyendas del rock, que han unido sus talentos para crear una sinfonía de innovación comprometida con la igualdad de género y la salud de las mujeres. 

    Patricio Clark, apodado «Pato», un Administrador de Empresas argentino, director de Negocio de Colombia y Líder Regional de Transformación Digital para el Clúster Latam; y Rafa Chaves, un médico colombiano, director ejecutivo Global de Sostenibilidad y Asuntos Corporativos de Organon conforman un dúo imparable, que está revolucionando los cimientos de la industria farmacéutica. En esta entrevista con www.rockingtalent.com nos cuentan de sus experiencias y cómo están haciendo historia en la industria a través de un compromiso social con la equidad de género.  

    Hablemos un poco sobre su historia y cómo llegaron a la industria farmacéutica. ¿Qué les atrajo de esta área? 

    Pato: Comencé estudiando veterinaria debido a mi amor por los animales y la vida en el campo, pero mi vida dio un giro inesperado cuando mi padre falleció en un accidente automovilístico. Mi familia y yo tuvimos que trabajar arduamente para sobrevivir y pagar los gastos. Después de realizar trabajos temporales, tuve la oportunidad de entrar en una farmacéutica, aunque no tenía experiencia previa. Esta experiencia me llevó a una carrera en ventas y marketing en el campo de la salud, un área que me apasiona y donde he tenido la oportunidad de crecer y contribuir de manera positiva. Fue un camino inesperado, pero gratificante, que me conectó con el mundo de la salud enfocado en las personas. 

    Rafa: Soy médico y mi profesión comenzó en un hospital, soy oncólogo pediatra, con lo cual mis pacientes eran niños, específicamente niños que tenían cáncer. Pero como ocurre en Colombia, y en muchos países del mundo, especialmente en enfermedades de alto impacto, comienzas a sentir la limitación en la atención o la limitación del servicio médico a tres, cuatro, cinco, diez pacientes por día. El impacto no se podía generar en grandes comunidades o poblaciones. Esta realidad, y la necesidad de que el sistema de salud tenía que cambiar, se volvieron evidentes para mí. Llegué a la industria farmacéutica alrededor de 2001, principalmente trabajando con dispositivos médicos. Tenía un objetivo claro: conectar más estas compañías con el sector de la salud para tratar de mejorar precisamente eso que individualmente no había podido lograr, que era llegar a una mayor población y tener un impacto más amplio. La verdad es que la industria me ha permitido hacerlo. 

    ¿Pueden compartir una experiencia desafiante en su carrera y cómo la superaron? 

    Pato: Durante la pandemia, experimenté un gran desafío, asumí nuevas responsabilidades y liderar un equipo en un entorno de trabajo virtual, para mí era difícil porque era de los que no salía ni un día de la oficina. Además, uno de los productos bajo mi responsabilidad presentó una crisis de demanda, era un producto que se utilizaba como anestesia, y debido a la gravedad de la crisis de la pandemia, ese producto experimentó una demanda extrema, ya que se necesitaba para la intubación de pacientes. La verdad es que no había suficiente producción en el mundo para satisfacer la demanda debido a la crisis sanitaria global. Trabajamos arduamente para satisfacer esta demanda crítica, y me llena de orgullo haber contribuido a la salud de muchas personas en un momento tan crítico. Además, mi mudanza a Colombia fue otro gran desafío, vinimos por 5 días con mi familia y luego estalló la pandemia en Argentina, así que decidimos quedarnos aquí y vivimos casi 8 meses en Colombia.  

    Rafa: He tenido muchas experiencias desafiantes, pero me gustaría pensar que todas ellas tienen una base común, que es el relacionamiento con las personas. Comprender la naturaleza humana y porqué las personas actúan de cierta manera, y tratar de abordarlas de manera más precisa y amable. Mi objetivo es influir para que las personas tomen decisiones que beneficien iniciativas como la salud de las mujeres o la equidad de género. Cada conversación para mí es única y exclusiva, y cada una de ellas ofrece un mundo infinito de oportunidades. El desafío radica en comprender cada conversación como única, entender la naturaleza humana de la persona que tienes frente a ti y maximizar la conversación para obtener los mejores resultados en cualquier situación. Entonces, cuando me preguntas: «¿Existe algún reto que puedas contarme?» Yo te digo: «Los tengo siempre que interactúo con alguien», y eso es lo que me mantiene emocionado, entusiasmado y conectado con esta realidad, así como con la curiosidad de innovar. 

    Rafa, tienes una impresionante trayectoria en el campo de la medicina y la consultoría. ¿Cómo te relacionas con él y cómo has colaborado en proyectos o iniciativas? 

    Yo creo que la consultoría te permite estructurar cómo abordar problemas y encontrar soluciones. Siento que me he dedicado a utilizar estos métodos para enamorarme de los problemas, de políticas públicas, médicos o problemas de relacionamiento de las personas. Me enamoro de los problemas en sí y como resultado de ese interés, busco múltiples alternativas. No creo que me enamore de las soluciones, ya que quedarse con una sola opción no es lo ideal. En cambio, creo que uno debe enamorarse de los problemas, explorar, experimentar y estar dispuesto a fracasar rápidamente. El fracaso temprano es clave para innovar, crecer y desarrollar la mejor solución posible. Así que así es como concibo ambas cosas: como una forma de pensamiento destinada a buscar alternativas. 

    ¿Cómo ven el papel de las empresas farmacéuticas en la promoción de la igualdad de género y la salud de las mujeres en todo el mundo? 

    Pato: Creo firmemente en el papel fundamental que las empresas desempeñan en abordar la brecha de género en todos los sectores, una brecha que se originó hace miles de años. Incluso cuando ingresé a la industria farmacéutica, no había mujeres en roles de representantes de ventas, excepto en una empresa de productos dermatológicos. Fui parte del proceso de incorporación de mujeres en la fuerza de ventas de la compañía en la que trabajé, que en ese momento tenía una predominancia masculina en ese rol. En el sector de la salud en Colombia, vemos una diferencia de género marcada en la pirámide de especialización, con un alto porcentaje de mujeres en roles de enfermería y una mayoría de hombres en roles de especialistas. Aunque ha habido avances, la responsabilidad de las empresas en cambiar esta dinámica es significativa. Algunas empresas, como «Organon», están liderando el camino hacia una mayor equidad de género en sus estructuras de liderazgo, pero todavía queda mucho por hacer. 

    Rafa: Creo que es una responsabilidad de la cual no se pueden alejar. Va más allá de ser un propósito adherido, como si fuera una misión corporativa. Es una responsabilidad social, una contribución y una retribución a la sociedad que de alguna manera utiliza sus productos y soluciones. No lo veo de ninguna otra manera. Para mí, es indispensable que una compañía tenga las conversaciones sobre diversidad y salud de la mujer completamente arraigadas en su identidad, porque no se trata solo de lo que es justo, sino también del impacto social y económico infinito que se centra en ese debate. Hay numerosos estudios que demuestran con cifras, hechos y datos el retorno de la inversión cuando se invierte en mujeres. Sin mencionar los amplios estudios sociológicos y antropológicos que reconocen a la mujer como una pieza fundamental en la construcción del tejido social. Por lo tanto, se puede decir que es una responsabilidad de la cual las compañías no pueden apartarse. No es adaptativo, no es una opción. 

    ¿Qué significa para ti la palabra emprender? 

    Pato: Hacer posible lo que todo el mundo dice que es imposible. El proyecto Colombia tiene que ver mucho con eso.  

    Rafa: Cada una de las personas que trabajamos en Organon somos fundadores de Organon. Esta compañía es nuestra, porque emprendemos en ella y nos duele profundamente cuando no cumplimos objetivos.

    ¿Quién es Pato? 

    Nombre completo:  Juan Patricio Clark. 

    Apodo: Pato. 

    Profesión: Administrador de empresas.  

    Nacionalidad: Argentina.  

    Signo del zodiaco: Capricornio.  

    ¿Dónde vives? Bogotá. 

    ¿Tienes hijos?: 2 hijos, María Rocío y Matías.  

    ¿Mascotas?: 2, Beto y Kala.  

    Comida favorita: Asado y Milanesa.  

    Edad: 53. 

    Hobbies: Deportes al aire libre y cumplí el sueño de hacer “Moto Off Road”. 

    Tu lugar favorito: La Patagonia.  

    UN POCO DE ROCK 

    ¿Cómo te describirías con una palabra?: Aventurero.  

    Libro favorito: Un largo camino hacia la libertad”, “El Principito” y “Magdalena”, desde que llegué a Colombia. 

    ¿Qué personaje histórico serías y por qué?: Nelson Mandela por la resiliencia y la capacidad que tuvo para reunir un país.  

    Banda de música o género favorito: The Police, Coldplay, y, Pedro y Pablo, un grupo argentino tradicional.  

    Tu cable a tierra es…  Mi mujer y viajar en auto o en moto.   

    ¿Qué país eliges para vivir y por qué?: Argentina. 

    ¿Qué contribución crees que haces para un mundo mejor?:   

    Desde mi rol y lo que hacemos hoy en Organon relacionado con la prevención del embarazo adolescente en Colombia. Esto me ayudó a entender realidades que había en este país respecto a la salud de las mujeres, en particular, las niñas y adolescentes.  

    ¿Quién es Rafa? 

    Nombre completo:  Rafael Fernando Chaves Cardona.  

    Apodo: Rafa; en el colegio me decían Fefa.  

    Profesión: Médico. 

    Nacionalidad: colombiano.  

    Signo del zodíaco: Capricornio y ascendente en Libra.  

    ¿Dónde vives?: Filadelfia.  

    ¿Tienes hijos?: No. 

    ¿Mascotas?: Tres gatos.  

    Comida favorita: La arepa paisa.  

    Edad: 54. 

    Hobbies: Hacer ejercicio, soy triatleta, me entretiene montar en bicicleta, correr, nadar, navegar en vela. También me gusta escuchar música y tener algún espacio para pensar en nada y estar presente. 

    Tu lugar favorito: La ducha.  

    UN POCO DE ROCK 

    ¿Cómo te describirías con una palabra?: Curioso.  

    Libro favorito: Tengo un autor más que libros favoritos, por ejemplo, Edgar Morin, filósofo, sociólogo francés. Hay un libro de él que me gusta mucho, se llama “Introducción al pensamiento complejo”.  

    ¿Qué personaje de histórico o de ficción serías y por qué?: A mí me gustaría ser un personaje histórico del futuro, yo sería el personaje del papá de “Los Supersónicos”, no necesariamente para mirar hacia atrás, sino para mirar hacia adelante.  

    Banda de música o género favorito: Toto. Es una banda de Rock Clásico.  

    Tu cable a tierra es…  Mi papá.  

    ¿Qué país eliges para vivir y por qué?: Esa es una pregunta muy complicada, porque me encantaría poder terminar mis días en Colombia, pero, por otro lado, y por mi naturaleza de ser curioso, en todos los países encuentro algo fantástico y único. 

    ¿Qué contribución crees que haces para un mundo mejor?: Innovar, crear opciones nuevas para entender como capturar la esencia de lo nuevo. 

      

    ARTÍCULOS RELACIONADOS

    DEJA UNA RESPUESTA

    ¡Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    spot_img

    SEGUINOS EN REDES SOCIALES

    spot_img

    MÁS LEÍDOS