sábado 18 mayo 2024
Más
    HomeManagementSandra Olive: "No hay que saberlo todo en todo momento” 

    Sandra Olive: «No hay que saberlo todo en todo momento” 

    Sandra Olive es Managing Partner de Backer and Partners. Se destaca por su espíritu emprendedor, ya que desde joven estuvo enfocada en conseguir su libertad e independencia. Hoy impacta en temas sobre diversidad de género y nos hace reflexionar sobre la importancia de crear un mundo empresarial consciente.  

    Nos encantaría conocer tu historia, ¿cómo era Sandra en su juventud? 

    Soy hija única, así que, si me preguntas, yo deseaba tener una familia muy numerosa. Soñaba con esa clase de familia. Mi papá era italiano, toda su familia está en Italia. Cuando los conocí en un viaje hace muchos años eran un montón de personas. Seguían apareciendo y saludando, bien al estilo película. Nosotros vivíamos en Estados Unidos, mi mamá, papá y yo. Siempre imaginaba tener una familia grande. Antes de ser mamá decía que quería tener cinco hijos, pero después de tener el primero, pensé que dos o tres estarían bien. Mi sueño era formar una familia grande y numerosa. Actualmente, tengo una familia enorme. Mi marido tiene tres hijos y nueve nietos. Yo tengo tres hijos. Por lo tanto, cuando nos juntamos, somos multitud de todas las edades. ¡Se me dio!  

    ¿Con qué más soñabas? 

    También soñaba con viajar y convertirme en profesional. Anhelaba tener una carrera que me apasionara. La independencia económica era importante para mí. Vengo de una línea de mujeres en mi familia que siempre han sido muy independientes y han vivido de acuerdo a sus valores. Desde muy joven, me inculcaron la importancia de poder valerme por mí misma, y sabía que la independencia económica me daría libertad. Esto fue fundamental para mí, y siempre busqué asegurarme de lograrlo. Siendo hija única y viviendo con mis padres en Estados Unidos, disfrutaba viajar en familia. Para mi mamá no había mejor cosa que viajar. Cada vez que juntaba algo de dinero hacíamos un viaje. También me encantaba la playa y, cuando era niña, adoraba construir muñecos de nieve con zanahorias como nariz. Tenía un perro maravilloso que amaba correr en la nieve. Yo le tiraba snowballs que se perdían en la nieve y él se volvía loco buscándolos.  

    ¿Cuáles eran tus aspiraciones? 

    En cuanto a aspiraciones, siempre se enfocó en el crecimiento. Tenía la mentalidad de que debía progresar en la escuela y alcanzar logros. Mis padres eran muy exigentes con las calificaciones, siempre buscaban las mejores notas, así que había mucha presión. Hice los dos últimos años de la secundaria en un solo año cuando me mudé a Argentina, lo que demuestra cómo toda esa exigencia desde mi infancia influyó en mi enfoque y dedicación. Así logré llegar aquí con un título de secundaria. Agradezco a mi escuela por haber influido en convencerme de hacer ese esfuerzo porque fue lo que me permitió ingresar rápidamente a la universidad.  

    A lo largo de tu trayectoria, seguro has experimentado momentos gratificantes. ¿Puedes compartir un logro personal o profesional en tu camino que te haya llenado de orgullo y haya definido tu visión de éxito? 

    Cuando era joven y estaba en la universidad, para mí, la opción más obvia de empleo era comenzar a dar clases de inglés en empresas. Pero de repente, tuve una visión y pensé: «Voy a emprender por mi cuenta». Trabajaba para una empresa, y a los 21 o 22 años, fundé mi primera compañía. Organizaba charlas con departamentos de recursos humanos y desarrollaba planes de capacitación y desarrollo en idiomas, ya que ofrecíamos formación en idiomas y sistemas. Cuando miro atrás, siento que fue un logro realmente gratificante para alguien de mi edad en ese entonces. Hoy, me doy cuenta de que me sentaba con directores de recursos humanos que tenían 45 o 50 años, y me tomaban en serio. Observar eso ahora me resulta divertido, pero en ese momento, considero que fue mi primer gran logro. Creo que parte de ello también se debe a cómo fui criada. Mi madre siempre decía que deseaba que yo me enorgulleciera por mis propios logros, y yo nunca quise trabajar a tiempo completo para una organización en una relación de dependencia. Eso simplemente no era mi estilo, ya que valoro mucho mi independencia. Soy una persona muy creativa y quiero llevar a cabo mis propias ideas y decisiones, sin tener que esperar los ritmos de una organización. Entonces, creo que ese primer paso que di mientras ya estaba en la universidad me proporcionó un conjunto de herramientas que luego pude utilizar en mi desempeño. 

    Como especialista en Coaching para ejecutivos de alto nivel en sus planes de carrera y desarrollo profesional, ¿cuál crees que es la clave para guiar a los emprendedores en su búsqueda de éxito y crecimiento personal? 

    Considero que es importante tener un orden, saber dónde te encuentras actualmente y hacia dónde deseas dirigirte, así como identificar las herramientas necesarias para alcanzar tus objetivos. Para un emprendedor, tener un enfoque ordenado y reconocer qué herramientas necesita para alcanzar sus metas es crucial. Además, si enfrenta alguna limitación, es fundamental entender cómo puede superarla. A veces, los emprendedores, debido a su entusiasmo por llevar a cabo sus ideas, omiten ciertos pasos importantes y no se rodean de las personas adecuadas. Por lo tanto, es esencial que los emprendedores comprendan la importancia de rodearse del equipo correcto y que puedan reconocer cuándo necesitan colaboración externa. Si soy un emprendedor enfocado en la tecnología y mi fortaleza es la codificación, debo reconocer que necesito un equipo de apoyo y no puedo abarcar todo por mí mismo. Además de tener una visión comercial sólida, es esencial contar con un equipo que brinde respaldo. Entender que no puedes hacerlo todo solo es crucial, ya que, en ocasiones, los emprendedores, debido a su enfoque estrecho en ciertas áreas, pueden pasar por alto aspectos importantes del negocio. 

    ¿Podrías compartir alguna experiencia en la que creas que has inspirado a otros a perseguir sus sueños y enfrentar desafíos con determinación? 

    Creo que he ayudado a personas a encontrar alternativas que quizás no veían en un primer momento cuando enfrentaban cambios de carrera. Algunas personas tienden a funcionar en modo automático, sin considerar todas las opciones posibles dadas ciertas situaciones. He tenido experiencias en las que he potenciado personas y las he ayudado a pensar fuera de la caja. A veces, debido a ciertas experiencias de vida, tendemos a pensar que solo hay un camino posible, pero en realidad hay otras puertas y alternativas que pueden explorarse. Por eso, considero que tener una conversación en ese sentido es valioso. He escuchado comentarios como: «Realmente no había pensado en esto antes. «Lo que me dices me ayuda a ver otra perspectiva sobre mi futuro». 

    ¿Qué significa para ti la palabra emprender? 

    Emprender es un desafío constante y un proceso de creación continua. 

    ¿Quién es Sandra? 

    Nombre completo: Sandra Olive. 

    Apodo: San. 

    Ocupación: Socia de la consultora, Headhunter, Coach, Speaker, Columnista 

    Nacionalidad: Estados Unidos. 

    ¿Dónde vives?: Buenos Aires.  

    ¿Tienes hijos?: 3 hijos. 

    ¿Mascotas?: 2 perros (Golden Retriever y Bulldog Francés), y un gato Siamés.  

    Comida favorita: Comida Italiana. 

    Edad: 56. 

    Hobbies: Fotografía, leer y viajar.  

    Tu Lugar favorito: Una casa en Cariló donde pasamos los fines de semana y el verano.

    UN POCO DE ROCK 

    ¿Cómo te describirías con una palabra? Emprendedora.  

    Serie favorita: Friends, Succession  

    Libro favorito: Me gusta leer novelas y libros de management. Historias reales que leí hace poco y me encantaron: La Bailarina de Auschwitz & Tres Hermanas. Libros de Management: La Empresa Consciente, From Good to Great. 

    ¿Qué personaje histórico serías y por qué?: Amelia Earhart 

    Banda de música o género favorito: Rolling Stones y Coldplay.  

    Tu cable a tierra es… Mi familia.  

    ¿Te gustan los deportes?: Tenis.  

    ¿Qué contribución crees que haces para un mundo mejor?  Para mí es lograr que la gente sea más consciente. Por ejemplo, en temas de diversidad, equidad e inclusión dentro las organizaciones. Equidad es que te inviten a la fiesta, inclusión es que te saquen a bailar. Apunto a que, cuando hacemos un proceso de búsqueda, las organizaciones se abran a evaluar, incorporar perfiles que típicamente no mirarían. En temas de cultura, apoyo a las empresas para que sean conscientes de lo que están haciendo y poder tener valores alineados a una gestión sana con los colaboradores. 

    Un consejo que te dieron y que darías: Busca algo que te hace vibrar.  

    ARTÍCULOS RELACIONADOS

    DEJA UNA RESPUESTA

    ¡Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    spot_img

    SEGUINOS EN REDES SOCIALES

    spot_img

    MÁS LEÍDOS