jueves 25 abril 2024
Más
    HomeEmpowermentPaula Leiva: Un salto al emprendimiento.

    Paula Leiva: Un salto al emprendimiento.

    Paula Leiva, es una mujer apasionada por su profesión y emprendedora. Un día, decide cambiar su estilo de vida y emprende un nuevo camino como consultora independiente. “Quería tener libertad en todos los sentidos, elegir mi propia aventura,  desde decidir mi propio ritmo y horarios de trabajo, hasta mi camino profesional. Confiesa la Directora y fundadora de Leiva & Asociados. 

    Queremos conocer un poco más de ti, cuéntanos tu historia… 

    Crecí en San Nicolás, una ciudad de 100.000 habitantes ubicada a 70 kms de Rosario. Como muchos jóvenes nicoleños, vine a Rosario a estudiar Psicología a la UNR. Rápidamente me di cuenta que mi interés era especializarme en psicología laboral, más que en psicología clínica que era la orientación más marcada de la Facultad. Así es que durante la cursada hice todo lo posible para enfocarme en ese campo haciendo muchos cursos dentro y fuera de la universidad. Recién recibida tuve la suerte participar de una búsqueda que estaba realizando Deloitte (Consultora reconocida como una de las “ big four”) para incorporar a una psicóloga junior en el área de «Human Capital Advisory Services» para empresas-clientes. Afortunadamente, pude ingresar a la consultora, lo cual fue un sueño hecho realidad, ya que había terminado la carrera hacía poco tiempo, unos 5-6 meses, y era una nueva incorporación para la oficina de Rosario. Comencé a trabajar en proyectos relacionados principalmente con evaluaciones psicotécnicas aprovechando mi formación como psicóloga (uno de esos cursos adicionales que tomé había sido el del Test de Rorschach). Rápidamente, comencé a liderar procesos de búsqueda y selección ejecutivos y me di cuenta de que me apasionaba, incluso es un servicio que ofrezco hasta el día de hoy, 25 años después. También comencé a participar en otros proyectos como el diseño, implementación y seguimiento de Sistema de Gestión por Competencias, Sistemas de Gestión del Desempeño, Programas de Capacitación y otros. Trabajé 6 años en Deloitte y fue una experiencia riquísima de la que estoy muy agradecida.   

    Aparte de tu exitosa carrera en Capital Humano, ¿qué te motivó a dedicarte a trabajar en consultoría independiente? 

    Estando en Deloitte, empecé a sentir curiosidad por experimentar “el otro lado del mostrador”, es decir, de qué se trata trabajar en áreas de Recursos Humanos en empresas industriales o de servicios, es decir, salir del ámbito de la consultoría. En ese momento surgió la oportunidad de incorporarme a una agroindustria muy grande de la zona y allí trabajé como Especialista en capacitación y desarrollo durante 3 años. Fue una experiencia preciosa también, aprendí mucho y además me di cuenta que mi ámbito preferido de trabajo era la Consultoría, así es que en 2010 me sumé a una Consultora local, liderando el área de selección de personal. Luego de 2 años, ya en pareja con mi marido, comencé a sentir la necesidad de tener más libertad para trabajar. Tomar la decisión de salir de 11 años de relación de dependencia no fue fácil. Después de meditarlo y apalancada por mi marido que me dijo “si no te va como quisieras yo te banco”, avance. Para mi sorpresa, rápidamente recibí pedidos de servicios y ¡no necesite de la ayuda de mi marido! El camino recorrido hasta ese momento dio sus frutos, tenía un capital social y una imagen profesional positiva que desconocía y que me ayudaron a dar mis primeros pasos. Hasta ese momento me imaginaba trabajando sola en mi oficina toda la vida, pero la vida me sorprendió porque a 6 meses de haber empezado las solicitudes de servicios excedieron mi capacidad individual y salí a buscar ayuda. 

    ¿Trabajaste con alguien en ese proyecto? 

    En ese momento, mi hermana Sole, que también es psicóloga, vive en San Nicolás y estaba trabajando por su cuenta, comienza a colaborar conmigo. Era la primera vez que trabajábamos juntas y nos dimos cuenta que disfrutábamos mucho. Pero el volumen de trabajo siguió creciendo. Entonces se sumó Andrea, que venía de trabajar en grandes corporaciones y le interesaba sumarse a la consultora. Rápidamente sinergizamos y estuvimos algunos años trabajando las 3 juntas, con participaciones part time de Eduardo, que se sumaba a los proyectos que lo requirieran. Corría el año 2015 aprox y mi mirada comenzó a ser la de trabajar a la manera de una Consultora, por lo cual formalizamos algunos temas: nombre e imagen de marca, página web, estructura interna de trabajo, etc..  Luego seguimos incorporando profesionales al equipo y nuestros servicios se fueron expandiendo en cantidad, volúmen y alcance geográfico. Hoy seguimos trabajando en atracción e incorporación de talento pero también en proyectos de desarrollo organizacional y de personas, a través de programas de coaching individual y grupal, transición de carrera, desarrollo de competencias, jóvenes profesionales, gestión del desempeño y muchos etc. Estamos muy felices con nuestra realidad actual. 

    ¿Qué fue lo que te motivó a dejar tu empleo y enfocarte en crear tu propia empresa? 

    Empece a sentir la necesidad de trabajar con independencia, a sentirme libre de elegir cómo trabajar, qué foco poner en mi profesión, tomar mis propias decisiones. Además, deseaba quedar embarazada y no lo lograba porque vivía muy estresada. ¡Fijate que a 3 meses de haber empezado un camino independiente quede embarazada de mi primera hija!  Quiero decir que fue un conjunto de temas, de tener inquietudes sobre trabajar de la manera en que realmente deseaba, aunque con cierta incertidumbre. En ese momento, tenía alrededor de 35 años y sentí que era el momento adecuado para explorar otras formas. 

    Sabemos que eres una experta en coaching laboral, así que cuéntanos, ¿qué rol juega el coaching en el mundo laboral actual y cómo puede ayudar a los jóvenes a conseguir empleo? 

    Bueno, son dos grandes temas.  Respecto al coaching laboral, lo primero que me gusta es establecer una clara distinción sobre qué es el coaching y para qué sirve, sin mezclarlo con otras prácticas Siempre me preocupó este tema. El coaching no es psicoterapia, aunque a veces las personas solicitan procesos de coaching cuando deberían acudir a terapia. En palabras simples, diría que el coaching es un proceso estructurado, progresivo, en donde la meta es aprender haciendo. Ayuda a que la persona pueda ordenarse, poner foco en el objetivo que desee alcanzar y sea acompañada por un coach que facilite ese camino a través de sus intervenciones. Cuando una persona se siente acompañada por un coach que escucha sin juzgar, camina respetuosa y amorosamente a la par y cree en su aptitud para el cambio ya tiene el 50% del camino recorrido hacia el lugar donde desea llegar. Ahora, si el coach pierde el rumbo y se adentra en el mundo interno del paciente (los temas que se trabajan muchas veces invitan a “psicologizar” la práctica) creo que puede hacer mucho daño. Hay que tener claros los límites, tanto para quién solicita un proceso de coaching como para quien lo ejerce. Yo creo que el coaching en el ámbito laboral es muy poderoso, puede colaborar en muchos procesos, ya sea para mejorar el desempeño individual o grupal habitual, para trabajar en transiciones de carrera, para quien asume nuevos roles por promociones o incorporaciones o porque su posición se modifica debido a un cambio organizacional, para proyectos de outplacement, o cualquier proceso que requiera de un acompañamiento individual para alcanzar un objetivo particular.    

    Entonces crees que es una herramienta útil… 

    Si, creo que es muy poderoso porque implica un acompañamiento para hacerse nuevas y buenas preguntas, para obtener buenas y nuevas respuestas, que ayuden a re-pensarse y reflexionar. El hecho de tomar un espacio de la jornada para reflexionar, es el puntapié para cualquier tipo de aprendizaje. Reflexionar no solo en los aspectos operativos que se discuten siempre y obligadamente en el trabajo, sino también sobre los temas esencialmente relacionados con los vínculos. Cuando hablamos de liderazgo, trabajo en equipo, comunicación, orientación a resultados y tantas competencias más, ¡hablamos de vínculos! Vínculos con un superior, un compañero, un colaborador, mi equipo, otros equipos, sobre estos temas es necesario reflexionar, y el coaching tiene mucho para aportar en este plano. Afortunadamente en la actualidad se está hablando mucho del bienestar laboral y la salud mental en el trabajo. Yo celebro que se esté levantando el tema, porque abre más espacios que promuevan el insight y favorezcan la evolución de las personas y las organizaciones 

    ¿Cuáles consideras que serían las mejores estrategias para que los jóvenes puedan encontrar empleo de manera efectiva? 

    Mira, hoy todos coincidimos en que hay escasez de talento y hay pleno empleo. Las encuestas indican que las organizaciones tardan mucho en cubrir sus vacantes porque no hay profesionales libres en el mercado. Por eso, ¡estamos todos quienes trabajamos en atracción e incorporación de personas haciendo hunting! Por otro lado, lamentablemente, hay alto desempleo para aquellas personas que por su condición de estudios y experiencia no logran ingresar al sistema laboral formal. Yo creo que si una persona tiene estudios, conseguirá emplearse, con mayor o menor rapidez, dependiendo de distintas variables: lugar de residencia y disposición para moverse, tipo y nivel de estudios, actitud personal y profesional y expectativas. Lo que realmente me preocupa es qué pasa con todas aquellas personas que están fuera del sistema, como ayudarlas para que puedan desarrollarse e ingresar a la formalidad, porque en definitiva nos beneficiamos todos como país si esto se logra. Existe realmente una batalla por el talento, las empresas compiten entre sí para “robarse” gente. Por eso no es algo que me preocupe, particularmente que alguien esté a punto de recibir su título o sea un recién graduado, creo que no debería tener grandes dificultades para insertarse en el mercado laboral. También hay que considerar que este es un año para tener paciencia. Es un año particular, con muchos desafíos económicos como el de la inflación y el problema para importar por la escasez de dólares. Nuestra zona además se vio particularmente afectada por la sequía en el campo, imagínate que se cosechó el 40% de lo que se hace usualmente, ¡eso impacta negativamente en el ecosistema empresarial! Y, por otro lado, es un año electoral, entonces las decisiones están en pausa, esperando los resultados. 

    ¿Consideras que esto afecta la cantidad de ofertas laborales? 

    Si claro, estas circunstancias pueden dar lugar a una menor cantidad de ofertas laborales en comparación con años anteriores. Sin embargo ¡hay!. El desafio hoy por hoy, para quien busca empleo, es tomarse el tiempo para encontrar todas las ofertas vigentes, que han diversificado mucho con el paso de los años sus canales de publicación: no solo las encontras en los portales de empleo, también en las redes sociales y eso es un mundo en sí mismo, también hay ferias virtuales y presenciales de empleo, se siguen utilizando, poco pero siguen, los diarios e incluso se siguen viendo carteles en negocios. Buscar trabajo implica planificación, tiempo, paciencia y autoconfianza.Otro punto a considerar es la importancia de la fidelización de los nuevos ingresos. Vemos muchos esfuerzos por incorporar y no tanto por fidelizar. Las empresas presentan altas tasas de rotación en la actualidad, lo que es un desafío para la planificación y la continuidad operativa.  Creo que esto está relacionado con la idiosincrasia y formas de estar en el mundo de las nuevas generaciones, que tienen un mindset diferente respecto al trabajo que desafía profundamente los esquemas laborales tradicionales.   

    Entrevistada por: Fernanda Cala. 

    ¿Cuál fue tu primer empleo y cómo lo recuerdas?  

    Mi primer trabajo fue en Deloitte, allí me di cuenta que me gustaba el rol de Consultor, trabajé en muchos proyectos desafiantes para grandes clientes. Fue una hermosa experiencia, de mucho aprendizaje técnico y sobre mí misma. Lo recuerdo con mucha alegría y gratitud. 

    ¿Quién es Paula? 

    Nombre completo: Paula Leiva.  

    Cargo: Directora y founder de la Consultora 

    Empresa: Leiva & Asociados 

    Profesión: Psicóloga y Magister en psicología organizacional y empresarial, Coach,  

    Nacionalidad: Argentina 

    Vives en: Rosario 

    ¿Hijos? : 2 niñas una de 10 y de 7 años. 

    Esposa de Eduardo.  

    Mascota: No tengo.  

    Comida preferida: Los asados que hace mi esposo.  

    Deporte favorito: Hockey, juego en el torneo local con mi equipo. 

    Hobbies: Viajar y leer. 

    Prenda de ropa preferida: Ropa cómoda y deportiva.  

    Tu lugar de ensueño: Europa. 

    UN POCO DE ROCK: 

    Una palabra para definirte hoy: Apasionada.  

    Una palabra para definir a Paula en su juventud: Activa, dedicada y decidida.  

    Cantante o banda preferida: Pop y Dance en inglés, música electrónica. 

    Tu momento más importante del día: Mañana, me siento más lucida y con energía para iniciar el día  

    Tu cable a tierra es… Mi familia, mis amigos y el deporte.  

    ¿Qué granito de arena aportas para un mundo mejor?  

    Empatía, el servicio. Intentar siempre brindar lo mejor pensando en facilitar la vida a los demás, desde al ámbito personal o profesional.  

    ¿A quién admiras?  

    Admiro a quien se supera día a día en cualquier ámbito, quien logra evolucionar, elevarse por sobre su condición y ofrecer algo nuevo y bueno a los demás.  

    Una frase que te identifique: “Lo mejor está por venir”  

    Lo que más valoras de las personas:  La humanidad, los valores, la consideración por el otro, el coraje, la inteligencia, la generosidad.  

    ¿Día o noche? Día.  

    ¿Ducha fría o caliente? Muy caliente.  

    ARTÍCULOS RELACIONADOS

    DEJA UNA RESPUESTA

    ¡Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    spot_img

    SEGUINOS EN REDES SOCIALES

    spot_img

    MÁS LEÍDOS