sábado 18 mayo 2024
Más
    HomeTech + AnalyticsIrene Rosich: La mujer tecnología

    Irene Rosich: La mujer tecnología

    Irene Rosich es cofundadora de Harvie, una plataforma de performance marketing e inteligencia artificial que administra el proceso y el flujo de reclutamiento, y que también lleva a cabo atracción de talento por canales digitales. 

    Hablar de Irene Rosich es hablar de tecnología por los cuatro costados. Es cofundadora de Harvie, una novedosa Startup que ayuda a las empresas en sus procesos de reclutamiento y selección, entre otras funcionalidades, mediante la inteligencia artificial y machine learning por canales digitales. Actualmente radica en México, país que la reta a ella, y a su socio y esposo Gary, para ganar terreno y potenciar la plataforma, que también opera para Costa Rica, Nicaragua y Argentina.

    Irene no olvida cuando surgió ese interés y pasión por la tecnología y disfruta con risas al mencionarlo, porque reconoce que era muy pequeñita. “El otro día estaba contando la historia de que mi papá dice que una de las primeras palabras que yo aprendí fue ´enter´. Mi papá me sentaba en sus regazos y yo veía su máquina de escribir y le dije ´enter´, esto nos hace mucha gracia porque una máquina así ni tenía esa tecla. Vengo de una familia tecnológica, nosotros fuimos de los primeros en Costa Rica que tuvimos correo electrónico y vengo de donde la tecnología está”.

    ¿Quién es Irene desde su aspecto más personal?

    Soy mamá de dos niñas, una de dos años (Pía) y otra de casi cinco (Catalina), quien anda súper emocionada porque se le van a caer los dientes (Se ríe). Ser mamá es una de las tareas más retadoras y más lindas, es algo que genera gran motivación. También soy esposa y socia de mi esposo en nuestra empresa. También soy hija y hermana de familiares que viven lejos y en esto soy muy familiar, por eso siempre hablamos mucho y estamos en contacto. En lo más individual soy una persona de rutinas y cuando empieza el día necesito tener claro qué es lo que va a pasar; porque por mis múltiples roles debo tener súper definido a qué me voy a dedicar. Me gusta terminar el día sabiendo que cumplí mis objetivos profesionales, pero que no descuidé mi rol de mamá.

    ¿Cuéntenos de Harvie?

    Harvie es una plataforma que nació primero como una plataforma de video entrevistas, se llamaba Entrevideo. Después por las mismas necesidades del mercado la fuimos desarrollando a otras verticales y la fuimos creciendo, primero solo en Costa Rica y ya estamos en Latinoamérica, tenemos operaciones en México, Nicaragua, Costa Rica y en Argentina. Ahora es una plataforma de performance marketing e inteligencia artificial, que no solo administra el proceso y el flujo de reclutamiento, sino también hace atracción de talento por medio de inteligencia artificial y machine learning por canales digitales. A todo esto le sumamos actualmente una tendencia en crecimiento que es marca empleadora, donde le ayudamos a las empresas de una forma consultiva a buscar su propósito y hablar con sus colaboradores, para poder exponer su marca empleadora sin querer decir “somos líderes en la industria farmacéutica”, por ejemplo, sino que realmente sea desde lo que se vive en la empresa. 

    ¿Harvie está pensado entonces para empresas que llevan a cabo procesos masivos de reclutamiento y selección, principalmente?

    Pues no necesariamente, estamos trabajando mucho en México, donde tenemos algunas cuentas que buscan gente en tecnología, que son perfiles que cuestan muchísimo y que normalmente no son tan masivos, sino más bien muy específicos. También nos buscan mucho por puestos de vendedores; entonces no necesariamente es para reclutamientos masivos, también hacemos reclutamientos especializados. 

    Ya nos explicó sobre las ventajas de Harvie para las empresas. Ahora bien, ¿en qué beneficia Harvie a los candidatos?

    Qué interesante, me encanta esa pregunta. Los candidatos, incluso, nos han agradecido las facilidades que les damos para aplicar a las empresas. Le presentamos a las empresas al candidato más allá de su currículo, nuestro objetivo es mostrar al candidato para que estas empresas puedan ver a quién estoy tratando de contratar. Con todo esto de marca empleadora también le damos a los candidatos la posibilidad de aplicar a una empresa y a un puesto que esté alineado a sus propósitos personales. Es una plataforma que da la posibilidad de la videoentrevista y los candidatos no tienen que movilizarse ni gastar en este rubro.

    ¿Qué retos conlleva innovar los procesos de reclutamiento y selección desde la inteligencia artificial?

    Para mí uno de los principales retos es que sí queremos meter tecnología e inteligencia artificial, pero no podemos deshumanizar este proceso. Este proceso sigue siendo un proceso donde necesitamos ese contacto humano, hay que ver y sentir a la persona para saber si va con mi cultura. Entonces se trata de integrar esta tecnología en algunas partes del proceso, pero que no defina si el candidato es o no es; sino que le dé insights a los reclutadores para tener más información. El otro reto es el miedo, que el candidato no lo tenga al subir su currículo, porque con nosotros la tecnología no decide si una persona es apta o no para un puesto.

    ¿Qué es lo más satisfactorio de llevar a cabo un emprendimiento como Harvie?

    Que buena pregunta (Se ríe). Es increíble terminar el día, ver para atrás y decir “guao”, una mujer, latina, mamá joven y estoy logrando todo esto, estoy sacando mi empresa a flote, estoy haciendo tecnología que va a impactar a Latinoamérica y el resto del mundo, estoy haciendo un sistema que pocos tienen y que pocos han desarrollado. Además, estoy eliminando el montón de barreras y paradigmas que nos ponen a las mujeres latinas, que tenemos que ser mamás y que no podemos ser mamás y CEO de una empresa; esto para mí es muy satisfactorio.

    ¿Y lo más retador?

    Lograr ese balance sobre todo porque existe mucha presión en que una persona de Startup entonces trabaja todo el día y trabaja en la noche y no tiene vida social, y yo sí quiero ese balance para mí, para mi familia y mi vida. El ritmo de trabajo es una locura y esto que comento es lo más retador.

    ¿Cómo ha sido la experiencia de hacer crecer a Harvie en México?

    México para nosotros fue un gran reto y sigue siéndolo. A nosotros nos lo dijeron, México suena súper atractivo en cuanto a números, pero es un mercado muy complicado, aunque si logra entrar a México todo lo demás se les hace fácil. Entonces lo tomamos como un reto, no conocíamos a nadie, nos fuimos sin tener “patas”, a buscar mercado y nombre. Lo más complicado ha sido entender que cuesta llegar a los que toman decisiones, son personas no siempre fáciles de acceder. Es un país de mucha gente y cuesta conocer personas.

    Su trayectoria profesional tiene un camino de buscar cosas nuevas y disruptivas. ¿Dónde o cuándo surgió esa característica de Irene Rosich?

    Desde pequeñita. El otro día estaba contando la historia de que mi papá dice que una de las primeras palabras que yo aprendí fue “enter”. Mi papá me sentaba en sus regazos y yo veía su máquina de escribir y le dije “enter”, esto nos hace mucha gracia porque una máquina así ni tenía esa tecla. Vengo de una familia tecnológica, nosotros fuimos de los primeros en Costa Rica que tuvimos correo electrónico y vengo de donde la tecnología está y siempre la he visto como una facilitadora.

    El creador del concepto de inteligencia emocional, el psicólogo estadounidense Daniel Goleman tiene esta frase: “Es la combinación entre el talento razonable y la capacidad de perseverar ante el fracaso lo que nos conduce al éxito”. ¿Qué opina usted de este pensamiento?

    Me encanta y 100 % de acuerdo. Uno en esto fracasa a diario, pero hay que tomar esos fracasos y verlos como una oportunidad, y ahí si mi esposo Gary y yo somos un equipo impresionante, y el fracaso nos pasa en la casa, con las hijas, con sus escuelas, pero siempre hay que ver qué aprendemos de esto. En la forma en que manejamos el fracaso donde se hace la diferencia entre una persona y otra.

    Usted lo mencionó un poco atrás en esta entrevista, pero me gustaría retomarlo. En una de sus publicaciones en LinkedIn dijo: “Yo sueño con seguir expandiendo el proyecto y disfrutar este camino demostrando que se puede ser mujer, mamá, latina y CEO al mismo tiempo; contra lo que la sociedad muchas veces nos hace creer”. ¿Qué es lo que la sociedad le hace creer?

    Uno como mujer lo vive muchas veces. Esto se demuestra con lo que me pasa a mí en México, que en la tarde todas las mamás están con sus hijos en el “play” del condominio y yo no estoy. Lo que se murmura es que mi esposo Gary no tiene suficiente plata para mantenerme, entonces yo trabajo porque él no me puede mantener y no es porque yo quiero estar trabajando… y mis chiquitas siempre están con la empleada y entonces ¿dónde está la mamá de esas niñas? Todos estos son estereotipos que se repiten y siguen estando. Por ejemplo, según los números de inversión de Startups no es ni el 3 % las que son lideradas por mujeres, el resto son hombres. Y este es todo un tema para los inversionistas.

    ¿Según su experiencia y la lectura que hace usted del mercado laboral actual, qué es lo que están buscando las empresas de sus candidatos en lo relacionado a las habilidades blandas?

    Depende mucho del tipo de empresa y de la industria en la que están, pero de las constantes que he visto lo que buscan en este tipo de habilidades es tener adaptación al cambio y la capacidad de aprender rápido.

    ¿Qué consejo le daría a aquella persona que está pensando en montar su propia empresa y que por miedo e incertidumbre no lo ha hecho?

    Le diría que si realmente cree en el proyecto que busque cómo eliminar ese miedo para luego empezar despacio, con cautela, sin dejar todo lo demás tirado, y teniendo mucho contacto con sus posibles usuarios para saber si realmente eso les iría a interesar. Mientras está en su actividad actual que haga investigaciones para después salir a implementar lo que quiere estando menos estresado. Cuando uno hace empresa el miedo siempre está, yo tengo miedo y nunca se termina. Todo pasa por eliminar esa incertidumbre de por qué me está dando miedo.

    ¿Cuál es el reto principal de las empresas en esta era donde las nuevas generaciones de profesionales muestran muy poca fidelidad y sentido de pertenencia para sus lugares de trabajo?

    El principal reto es entender que ya las nuevas generaciones no están entrando a un trabajo por el dinero, por el beneficio. Sino que están entrando a un trabajo por un propósito, yo quiero que lo estoy haciendo en el día a día esté alineado con mi propósito personal y me haga crecer y desarrollar ese propósito. A las nuevas generaciones no las mueve el salario ni el aumento del salario.

    ¿La deshumanización de las empresas es una realidad o un mito?

    ¡Qué buena pregunta! Creo que todavía no hemos llegado ahí (Se ríe). Las empresas con las que yo trabajo todavía valoran a su personal y en cómo éste les agrega valor. Va a haber mucha automatización y esto lo buscarán las empresas cada vez más, pero sin pensar en deshumanizar. Siempre que las personas estén de primero.

    El renombrado Stephen Covey, autor del libro “Los siete hábitos de la gente altamente efectiva” tiene esta frase: “Los talentos más grandes son los valores que nos impulsan, las actitudes que nos mantienen y los principios que nos guían”. ¿Cuál es su punto de vista sobre esta posición?

    Soy fiel amante de Stephen Covey y de “Los siete hábitos de la gente altamente efectiva” (Se ríe). A mí hija le leo el libro de niños desde muy pequeña. Creo que esta frase y el libro en general tiene una serie de valores esenciales e importantes, porque me da estructura para darnos cuenta de que no estamos solos en el mundo, y que si queremos crecer debemos hacerlo en un entorno y con gente.

    ¿Quién es Irene?

    Nombre completo: Irene Rosich Pérez.

    Cargo: CEO
    Empresa: Harvie.

    Profesión: Relacionista pública.
    Nacionalidad: Costarricense.

    Vive en: México.
    Edad: 32 años.
    Familia: Mi esposo Gary y mis dos chicas Pía y Catalina.
    Mascota: No tenemos por tiempo.
    Comida preferida: Chocolate.
    Deporte: Tenis, me gusta más practicarlo que verlo.
    Ropa preferida: Todo lo cómodo, la ropa casual y muy clásica.
    Su lugar de ensueño: Mi lugar favorito es una playa con mi familia.

    UN POCO DE ROCK

    Una palabra para definirse: Estructurada.

    Película favorita: No me gusta ver películas.
    Una canción: Acróstico de Shakira por mi hija, la cantamos juntas a todo pulmón (Se ríe mucho).

    Qué súper poder le gustaría tener: Me gustaría hacer algo para poder hacer felices a mis hijas siempre.
    Su frase preferida: Hacer lo que a uno le da paz.

    El mejor consejo que alguna vez le dieron: Que me haga mi propio camino sin importar la expectativa de nadie más.

    A quién admira: A mi esposo Gary y a mi hermana Laura.

    Lo que más valora de las personas: La honestidad.

    Y lo que menos le gusta: Que tengan doble cara y la mentira.

    Su persona favorita en el mundo: Son dos, mis hijas Pía y Catalina.
    A qué le tiene miedo: A dejar a mis hijas solas.

    Una refresco natural: Limonada sin azúcar y bien ácida.Último libro que leyó: Los hábitos atómicos.

    ARTÍCULOS RELACIONADOS

    DEJA UNA RESPUESTA

    ¡Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    spot_img

    SEGUINOS EN REDES SOCIALES

    spot_img

    MÁS LEÍDOS